Artesanos de Monimbó se preparan para ofertar productos tradicionales de ´La Gritería´





A pocos días de celebrarse la alegre gritería en honor a la Purísima Concepción de María, los laboriosos artesanos de Monimbó, Masaya, desde ya se preparan elaborando los diferentes artículos que los católicos tradicionalistas reparten durante toda la novena (desde el 28 de noviembre hasta el 8 de diciembre).
Petrona Juliana López tiene 48 años fabricando a mano bolsitos, sombreros, indios y canastitas, los cuales vende por docenas durante esta temporada. La ducha artesana explica que los tradicionalistas son muy detallistas al momento de obsequiar durante La Gritería, y es por eso que prefieren regalar cosas sencillas, bonitas y muy típicas.

"Dan desde una canastita hecha a base de palma, hasta un bolsito de manila con la imagen de Nuestra Santísima Madre; y eso es lo que yo hago, y los vendo a un precio accesible porque yo también soy muy devota, y me gusta cooperar de esta manera", expresó López, quien tiene exhibiendo sus productos en su propia casa que se ubica del Colegio Salesiano 3 cuadras al sur, en Masaya.

Ofertan artículos tradicionales y ecológicos
La popular marca ´Artesanías Monimbó´ a cargo de Ángela Rosa López ha tomado gran reconocimiento en La Ciudad de las Flores. Esta popularidad se debe a las típicas canastitas que elabora a base de la fibra del plátano; este recipiente ecológico es utilizado por los tradicionalistas para llenarlo de cajetas, frutas o juguetes que se reparten durante La Gritería.

Entre otros artículos, Ángela diseña estupendos sombreros de copa, gorras y costalitos bordados a base de palma liviana, estos últimos son muy queridos por los devotos puesto que los mismos los ocupan para llenarlos de rosquillas, cañas, limones o matracas que reciben cuando andan de purísima en purísima.

El Rey de las Maracas y los típicas calabacitas

En el sector del Cailagua, del Barrio Monimbó, está ubicada todavía la legendaria casa de adobe y tejas de la familia de Juan Pastor Moreno, conocido por su popular mote ´El Rey de las Maracas´; este arcano lugar es una mina de oro para los tradicionalistas que les encanta regalar las típicas calabacitas ratiadas con manila, los guacalitos o las canastitas de oreja.

El Rey de las Maracas explica que las familias que celebran a la Santísima Virgen María lo buscan porque ya tiene junto a su familia más de 40 años fabricando artesanalmente los productos más populares que se regalan durante ´La Gritería´.

"Hay gente que viene incluso desde El Salvador, desde Guatemala y Estados Unidos, vienen personas de todos lados de Nicaragua, incluso de León, porque saben que nuestros productos son verdaderamente tradicionales, y lleva dibujos alusivos a la Virgen, y en noviembre y diciembre, que son los meses más copiosos, trabajamos más para poder proveer a todos, y de esta forma se vayan satisfechos", explicó.

La gigante fábrica artesanal de juguetes de madera

Durante la alegre Purísima, hay quienes regalan dulces y frutas, pero también están los fervientes católicos que prefieren regalar a los más pequeños un memorable juguete, y para complacer estos gustos está la familia Gaitán González, quien de toda la vida se ha dedicado a edificar la más grande fábrica de juguetes de madera que abastece a las diferentes Purísimas del país.

La empresa familiar compuesta por cuatro laboriosos hermanos y un antiquísimo padre que lidera los procesos de fábrica artesanal, está ubicada en la Calle Pantaleón José, en las Fronteras de Monimbó. De las Cuatro Esquinas 1 cuadra arriba, 1 cuadra al norte, donde seguro encontrarán hasta lo menos pensado para dar un bonito obsequio durante estas Fiestas Marianas.

De esta forma, estos expertos artesanos de Masaya ya están listos, con quizás unas tres bodegas llenas de camioncitos, pájaros locos, revoliáticos, mariposas, sillitas para muñecas, palomas, chinos, panderetas y hasta las populares matracas grandes y pequeñas cuyo reinante sonido no pueden faltar luego de gritar: ¿Quién causa tanta alegría? ¡La Concepción de María!

Share on Google Plus

Comentarios