El reto de potenciar Managua





  • Turistas que visitan la capital y hasta sus habitantes no la consideran atractiva

Humberto Galo Romero

2011 fue un buen año para el turismo. Según cifras del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) al país ingresaron 1,060,031 turistas, lo que se tradujo en ingresos por más de 377.1 millones de dólares, siendo los principales destinos de visita Granada, San Juan del Sur, León, la isla de Ometepe y Corn Island.

Tal como lo habrá notado, a pesar de ser la capital y concentrar la mayor y mejor oferta de alojamiento, Managua no figura como un sitio de interés para los turistas que llegan a Nicaragua, pero ¿ por qué ?

Expertos del sector, consultados por LA PRENSA, señalan algunos factores que inciden en este hecho:

Zenayda Laguna Delgado, directora ejecutiva de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), señala como razón fundamental que Managua no ha sabido potenciar los sitios de interés que posee y que básicamente es usada nada más como un punto de partida hacia otros destinos del país.

“En este momento, no hay un producto desarrollado. No se ha generado el interés en los turistas para conocer Managua, los sitios que pudieran ser aprovechados al menos en este momento”, menciona.

FACTORES QUE INCIDEN



Es una mañana fresca. En la terminal de buses ubicada frente a la Universidad Centroamericana (UCA), Rick Adelman y su novia Sharon cargan con sus mochilas al hombro.

Ellos lucen el típico look del turista que suele visitar Nicaragua: de tez clara, con gafas oscuras para protegerse del Sol, ropa holgada y fresca para sobrellevar las inclemencias del clima tropical.

Cuentan que llegaron al país hace un par de días y se han hospedado en la capital, pero por recomendaciones de otros amigos decidieron emprender rumbo hacia las ciudades coloniales, primero irán a Granada y luego a León.


Al preguntarles por qué, su respuesta fue sencilla: “Managua, es desordenada y fast food hay de donde venimos”, dijo Adelman.

De cierta manera Adelman no deja de tener razón, ya que las calles sin nombre, la ausencia de un centro de la ciudad, la basura e inseguridad son algunos de los factores que hacen aún de Managua una ciudad sin “atractivo” para los turistas.

Estos son algunos de los retos a los que se enfrentan el Intur y los presidentes de las cámaras de turismo para cambiar la perspectiva que se tiene sobre la ciudad capital.

¿QUÉ SE PUEDE APROVECHAR?



Según la funcionaria de Canatur, tanto el Intur como el gobierno municipal, y las cámaras de turismo han hecho esfuerzos en el pasado y en el presente para cambiar esto.

“Es todo un reto diseñar un producto turístico adecuado, adecuando condiciones de seguridad ciudadana, pero Managua puede aprovechar su historia, el lago para desarrollar un proyecto turístico”, menciona Laguna.

De hecho ese planteamiento para proyectar los sitios históricos de la ciudad capital es uno que también han compartido varios gobiernos municipales de Managua.

Durante la primera mitad de la década pasada, la administración del exalcalde capitalino Herty Lewites (q.e.p.d) se propuso rescatar y promover los sitios históricos de la capital, específicamente aquellos edificios que resistieron el terremoto de diciembre de 1972.

En Managua el Intur tiene registradas 2,500 pequeñas, medianas y grandes empresas turísticas. En los últimos años, unas 2,200 han participado en planes y capacitaciones para mejorar la atención al turista.



LA OFERTA DE LA CAPITAL



De acuerdo a los planes presentados durante el gobierno de Lewites, la oferta turística de Managua comprende el llamado centro histórico, compuesto por la antigua Catedral de Santiago; el Palacio Nacional de la Cultura —el cual en su interior alberga el museo y la biblioteca nacional—; el Teatro Nacional Rubén Darío, y el antiguo cementerio de San Pedro, donde están sepultados varios personajes destacados de la historia política, militar y cultural de Nicaragua.

Un poco más al oeste de la ciudad está el museo de las Huellas de Acahualinca, que testimonia la huida de los primeros habitantes de la ciudad hace más de 10,000 años ante la explosión muy probablemente del volcán Momotombo.

Durante la administración del exalcalde de Managua, Dionisio Marenco se creó el parque histórico de la Loma de Tiscapa, un sitio de mucho valor ya que aquí se ubican los escombros de la antigua casa presidencial y fortaleza del dictador Anastasio Somoza Debayle; además desde este sitio se aprecia una vista panorámica completa de la ciudad, del lago Xolotlán y funciona un canopy.

La oferta turística de la ciudad incluye el puerto Salvador Allende, desde el cual se puede zarpar hacia los volcanes Momotombo y Momotombito, los cuales se encuentran en el extremo noreste del lago.

Pero la oferta de la ciudad no es solo de lugares históricos o naturales. Al ponerse el sol, la ciudad adquiere nuevos matices, las luces de neón aparecen poco a poco y se muestra la vida nocturna de Managua, que cuenta con bares y discotecas ubicadas en áreas de fácil acceso, tales como la Zona Viva, Zona Hippos, Zona Nica, entre otros.

OPORTUNIDADES


La directora ejecutiva de Canatur considera que Managua podría desarrollar un muy buen proyecto turístico en el corto plazo; “creo que en unos tres años esto podría cambiar”, dice.

“El Intur ha iniciado teniendo una delegación para Managua, y eso es ya un buen comienzo, ya que nuestro papel como parte privada es otra, promover y comercializar el producto y preparar al personal adecuado para la venta de estos”, expresa.



Reportaje de La Prensa

Share on Google Plus

Comentarios