Inauguran el #Nacimiento más grande de Nicaragua en el municipio más pequeño




La parroquia católica de Nuestra Señora de Dolores, en Carazo abrió las puertas del complejo de nacimientos más grande de toda Nicaragua, el que ocupa la extensión de casi una manzana haciendo honor a la Natividad del Señor Jesucristo.
El grupo de nacimientos fue levantado por los sacerdotes Neguib Eslaquit, Orlando Castro y Germán Prieto y por la comunidad católica de la parroquia como un ejemplo y un mensaje de que el Cristo resucitado debe nacer en todos nicaragüenses.

El complejo de nacimientos está conformado por 22 chozas que recrean un paisaje del Belén antiguo, también con motivos nicaragüenses, entre ellos los de la cadena de volcanes del Pacífico de Nicaragua.

Al respecto el padre Neguib Eslaquit manifestó que este ocho de diciembre iniciaron el proyecto denominado “Mi Pequeño Belén” en Dolores, Carazo.

“Estamos iniciando este proyecto en Dolores, Carazo que se llama Mi Pequeño Belén, el que estará abierto a los fieles y visitantes desde el ocho de diciembre hasta el seis de enero", explicó el sacerdote Eslaquit.

El padre Neguib Eslaquit manifestó que el gigantesco nacimiento “representa el misterio de la Navidad, que Jesucristo nació en medio de todos nosotros por medio del vientre purísimo de la Santísima Virgen María”.

Añadió que esta es segunda vez que se realiza este nacimiento en la parroquia, añadiendo que “el año pasado tuvimos más de 10 mil personas visitantes y este año pensamos que pasarán de los 30 mil, no solamente del municipio de Dolores, sino de los municipios cercanos”.

Mensaje de renacimiento de Cristo en los corazones

A la vez dijo que “ahora tenemos un templo ampliado y remodelado en forma bellísimo, gracias a la ayuda y la bondad de la primera dama de la República, la compañera Rosario Murillo y también tenemos iluminados todos los alrededores de la parroquia, ayudados también por este gobierno de unidad y reconciliación nacional”.

Destacó que el gobierno del presidente Daniel Ortega “nos permite a todos seguir fomentando los valores cristianos para que la familia nicaragüense pueda vivir en este ambiente de paz, fraternidad, en donde recordando en las navidades que Jesucristo, el Dios con nosotros, renace en nuestros corazones para seguirnos regalando alegría y bendición”.

Entre tanto Socorro Morales, miembro de la parroquia de Dolores, enfatizó en el mensaje que se pretende dar con el gran nacimiento para que en los corazones de todos los nicaragüenses renazca el Señor Jesús y nos volvamos como niños.

Por su lado Estela Sánchez expresó que el nacimiento que ella y su grupo eclesial representa es el de Belén de Judá, donde nació el Salvador de la línea de Isaí, padre del rey David, y de lo que se trata es que el grupo de nacimientos se vuelva para las familias un sitio de descanso, de paz, de reflexión en tanto está abierto.

Juana López expresó por su parte que el enorme nacimiento, que se expresa con diferentes nombres bíblicos, está dando el mensaje a los nicaragüenses de que es necesario nacer de nuevo, y tener el amor de Cristo en los corazones.


Fuente: El 19 Digital

Share on Google Plus

Comentarios