“Limpieza” llega a las filas policiales


Desde el año 2009 hasta noviembre del 2012, la Policía Nacional dio de baja a 384 oficiales tras iniciar procesos investigativos por denuncias de actos de corrupción.

Según los resultados del programa Atención y Prevención de la Corrupción Interna en la Policía Nacional, en el período se investigó a 1,268 oficiales de los cuales 866 recibieron sanciones de distinta índole, como disciplinarias, administrativas demociones y hasta bajas deshonrosas.

Hasta noviembre del 2012 la Policía sancionó a 220 oficiales denunciados en los diferentes departamentos del país; 87 de ellos fueron echados de la institución.

La jefa de Asuntos Internos de la Policía, comisionada Carolina Torres, aseguró que las denuncias por estos actos se redujeron en un diez por ciento en algunas áreas de análisis.

Este año del total de denuncias que recibieron, unas 313 correspondieron a presuntos actos de corrupción, lo que representa un 11.18 por ciento del total de denuncias.

Torres explicó que las reducciones que registran se deben a las capacitaciones que impartieron, al igual que las campañas publicitarias que desarrollaron desde el año 2010 cuando inició la ejecución del programa apoyado por la Cooperación Alemana.

NUEVAS INSTALACIONES



La coordinadora del proyecto, Julia Unger, aseguró que con esto se pretendía fortalecer las capacidades de Inspectoría General para prevenir actos de corrupción; en total se destinaron 500 mil euros para este fin y la remodelación de 10 oficinas para recibir denuncias y la construcción de cinco nuevos espacios.

El inspector general de la Policía Nacional, Juan Ramón Grádiz, aseguró que están haciendo el llamado para que la población pueda poner sus denuncias contra abusos o anomalías de los agentes: “Con confianza que nos digan esos problemas porque Inspectoría General y Asuntos Internos precisamente sirven para eso, para investigar”, expresó.

Estas denuncias también pueden ser realizadas por la ciudadanía desde el momento en que se presenten a las estaciones a pedir un servicio.


Vladimir Vásquez | La Prensa

Share on Google Plus

Comentarios