Ometepe reactiva cultivo de tabaco


El tabaco vuelve a echar raíces en Ometepe, y quienes se aventuran a reactivar ese rubro tienen grandes expectativas, pues se concentran en cultivar hojas para fabricar puros de exportación.
En Ometepe, de acuerdo con los especialistas, se dedican unas 150 manzanas al cultivo de hoja de tabaco, con un rendimiento promedio de 25 quintales por manzana, y una producción anual de hasta 3,000 quintales.
En cuanto a producción de tabaco, Ometepe está detrás de Estelí y Nueva Segovia, que producen el 80%.
Este año las ventas de tabaco superan los US$60 millones, de acuerdo con cifras oficiales, y el año pasado se enviaron al exterior más de 100 millones de unidades de puros.
Cultivo de tabaco en OmetepeTras la época dorada
Los productores de tabaco en Ometepe tratan de revivir la época dorada de ese rubro. Uno de los productores en Ometepe, Marvin Amador, de la comunidad Los Ángeles, en el municipio de Moyogalpa, explicó que el “apogeo” del tabaco ocurrió entre 1985 y 1990.
Ahora, con el apoyo de sus cuatro hermanos, logra sembrar 15 manzanas para cosechar la hoja en los ciclos de primera, postrera y riego. Este productor se ha especializado en el tabaco tipo Habano.
Amador detalló que esa variedad de hoja se cotiza a un precio de entre US$200 y US$230 por quintal, dependiendo de su calidad.
A diferencia del pasado, ahora hay un grupo importante de mujeres involucradas en los procesos de corte, ensarte y secado de las hojas de tabaco.
Por ejemplo, en las plantaciones y hornos naturales donde los hermanos Amador ejecutan el secado de las hojas de tabaco, trabajan 15 mujeres. En toda la isla se estima que hay unas 150 mujeres vinculadas a la actividad.
Más de 20 productores en la isla
Cifras de la delegación en Rivas del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, indican que en Ometepe existen más de 20 productores dedicados al cultivo del tabaco.
Juana Rodríguez, delegada del Magfor, aseguró que ese rubro, que fue un “boom” en los años 80, “está volviendo a cobrar vida”, y sostuvo que en Ometepe en los últimos tres años se han cultivado 150 manzanas en los tres ciclos.
Alberto López es uno de los isleños que vivió los años dorados del tabaco en Ometepe. Recuerda que con el cierre de la Tabacalera de Nicaragua, Tanic, el rubro se vino a pique. Entre 1985 y 1990, dijo, el cultivo experimentó un auge “y se llegaba a sembrar hasta 1,300 manzanas, pero cuando la empresa cerró, se dejó de cultivar este rubro; en ese entonces, el tabaco era de la variedad Virginia, exclusivo para cigarrillo”.
En la Isla de Ometepe permanece el cubano Armando Pereda Robaina, de 78 años, quien acopia la producción de hojas de tabaco y luego las traslada a una fábrica de puros en Estelí.
Él es parte del grupo que apoya e incentiva a la veintena de productores que apuestan por la rentabilidad del tabaco.
“Hoja de buena calidad”
Según Pereda, los 20 productores garantizan 150 manzanas de tabaco en los tres ciclos, y “es una hoja de muy buena calidad”, que al año deja una producción de entre 2,800 a 3,000 quintales.
Mencionó que en la isla también hay otros productores que trabajan en forma independiente, y venden su cosecha por cuenta propia.
Pereda estimó que este rubro genera empleos durante diez meses al año y consideró que el “cultivo del tabaco va en auge” en Ometepe.
La revista Cigar Aficionado destacó en su ranking de 2011, que de los diez mejores tabacos en el mundo seis son producidos por fábricas que operan en Nicaragua.
El salario
Por cada faena de cuatro horas, las mujeres ganan C$60, algunas redoblan la jornada para elevar sus ingresos. Ellas se involucran en actividades de corte, traslado y secado del tabaco.


Fuente: El Nuevo Diario

Share on Google Plus

Comentarios