Ticos quieren negociar caso de Harbour Head



El canciller de Costa Rica, Enrique Castillo, declaró el miércoles la posibilidad de que el Gobierno de Cuba, dirigido por Raúl Castro, asuma el papel de “componedor” en los conflictos entre Costa Rica y Nicaragua, según declaraciones publicadas ayer en el diario costarricense La Nación.com

Mientras tanto en Nicaragua, el especialista en Derecho Internacional, Norman Miranda, considera que esa posición es una solicitud a “destiempo”, porque los litigios con Costa Rica ya están en la Corte Internacional de Justicia, CIJ.

Castillo ofreció esas declaraciones cuando preparaba un viaje a La Habana que finalmente fue cancelado por “razones internas” de los cubanos. “Está dentro de lo posible y lo deseable, como otros presidentes y gobiernos han hecho sus buenos oficios”, dijo.

“Hemos venido desarrollando un acercamiento progresivo a los países del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) y esperamos que ellos puedan, si se da el caso, interceder en un diálogo con Nicaragua”, agregó en alusión a Cuba y Venezuela.

El litigio

Nicaragua y Costa Rica han sostenido una relación de conflicto de más de dos años desde octubre de 2010, cuando el Gobierno de Laura Chinchilla denunció una supuesta invasión de nicaragüenses en territorio costarricense.

Desde entonces, las divergencias han sido abundantes, reflejadas en parte por la demanda interpuesta ante la Corte Internacional de Justicia, CIJ, por el caso de Harbor Head y una contrademanda de Nicaragua en ese mismo tribunal por la decisión tica de construir una carretera a la orilla del nicaragüense río San Juan, la cual ocasiona severos daños.

La posición del canciller tico

Ambos casos están en desarrollo en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Holanda, mientras aquí los gobiernos vecinos siguen enfrascados en disputas y críticas mutuas.

“Puede ser conveniente tener mensajeros ante un gobierno que se mantiene inamovible en su tozudez de ocupar isla Portillos (Harbor Head). Que ellos salgan de ahí es una condición que nosotros exigimos para el diálogo. Es una condición idéntica a la que ahora Nicaragua está pidiendo a Colombia en el caso de las islas en el Caribe. Mientras eso no ocurre, no podremos hablar”, manifestó el Canciller de Costa Rica.

Aludió así al litigio recién resuelto por la CIJ entre Colombia y Nicaragua, que trazó nuevos límites marinos entre ambos países y que le devolvió a Nicaragua un inmenso territorio marítimo que era usurpado por el Gobierno de Bogotá.

Ticos deben corregir su geografía

Castillo dijo que el fallo de la CIJ en el caso Nicaragua-Colombia toca también intereses costarricenses, aunque la Cancillería aún analiza las implicaciones del fallo emitido la semana antepasada, el cual fue recibido con mucha cordura en Nicaragua y con amargura en Bogotá, que incluso anunció su intención de desconocer en el futuro las potestades de la CIJ.

“Nuestra conclusión es que no perdimos territorio con ese fallo, pero sí se abren expectativas que nos obligarán a negociar más con Nicaragua y también con Panamá”, añadió Castillo.

El Canciller irá la próxima semana a una reunión de presidentes del Sistema de Integración Centroamericana, SICA, a la cual la presidenta Laura Chinchilla no asistirá en señal de protesta.

Propuesta “a destiempo”

El especialista en Derecho Internacional, Norman Miranda, explicó que los litigios con Costa Rica ya están radicados en la CIJ y hay que dejar que esta los resuelva.

El jurista considera que el requerimiento de Costa Rica llega a destiempo, porque generalmente se solicita un intermediario cuando se está tratando resolver de forma bilateral un litigio entre dos naciones, pero en este caso la polémica está “avanzada” en una Corte. “Es una sugerencia que en sí misma no es mala, pero es un hecho a destiempo”, dijo Miranda consultado vía telefónica.


Fuente: El Nuevo Diario

Share on Google Plus

Comentarios