Malecón... En Apanás




Si quiere probar algo diferente en la próxima Semana Santa, si en sus planes no está ir a tostarse a la playa y busca tranquilidad, su destino turístico ideal podría ser Jinotega. Pronto el ecoturismo abrirá una puerta grande en la “Ciudad de las Brumas”.

Este año la comunidad de Sisle, ubicada 22 kilómetros al norte de Jinotega, estrenará el malecón del Lago de Apanás. El proyecto empezará a funcionar a más tardar en Semana Santa (que arranca el 24 de marzo), según promete Oscar González Casco, delegado del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), en Jinotega.

Eso significa que en dos meses los turistas podrían comenzar a disfrutar del fresco clima jinotegano y el avistamiento de aves multicolores; tener contacto con la naturaleza y ver de cerca las actividades de ganadería mayor. Así como conocer más de la campiña jinotegana y aprovechar los ecoalbergues de la zona.

En materia de comida, el nuevo centro turístico tampoco se quedará corto. El visitante podrá degustar un suculento guapote frito con papas a la francesa y legumbres cosechadas en la zona. O bien, podría solicitar una buena parrillada.

Este sería el resultado de un proyecto anunciado en febrero del 2010. El malecón forma parte del circuito turístico conocido como la Ruta del Café, que comprende los departamentos de Jinotega, Matagalpa, Estelí, Nueva Segovia y Madriz, en el norte del país.

Inversión


El gran Ducado de Luxemburgo ha invertido 66 mil dólares en el proyecto del malecón. Con ese dinero se mejoró el camino de acceso, se construyó un mirador y tres ranchos típicos de cuarterón y tejas.

Además, se ha capacitado a la cooperativa de pescadores de Sisle y se le dio financiamiento a sus miembros a fin de que adquirieran motores para cinco lanchas. Esto con el propósito de que se puedan realizar tours en el majestuoso Apanás. El lago, construido en 1964, tras represar el río Tuma, tiene una superficie de 54 kilómetros cuadrados.

Según Orlando Rodríguez Montenegro, directivo de la cooperativa de pescadores El Conejo de Sisle, esos recorridos acuáticos costarán desde dos hasta 15 dólares, según la cantidad de personas, la distancia y el tiempo que tome el tour.

Como parte del proyecto, también se ha estado capacitando a las mujeres de Sisle en la atención de turistas y en la manipulación higiénica de alimentos.

La Alcaldía de Jinotega, por su parte, ha invertido 40 mil dólares que se suman a la cooperación de Luxemburgo. De esta manera, con un capital de 106 mil dólares, comenzaría a gatear este proyecto turístico que no solo llevará empleo a una comunidad, sino que ofrece, en un solo paquete, la unión de la naturaleza con el ingenio del ser humano.




Fuente: La Prensa

Share on Google Plus

Comentarios