Turistas gastan menos




El turista norteamericano y europeo que visitó Nicaragua entre octubre y diciembre del año pasado gastó menos durante su estadía. En contraste, un visitante sudamericano lo elevó en 15 por ciento, lo que permitió que al cierre del año pasado el gasto per cápita promedio anual creciera apenas 1.6 por ciento.

Los resultados de cierre de la IV Encuesta de Turismo 2012, elaborada por el Banco Central de Nicaragua (BCN), reflejan que en el último trimestre del año pasado el gasto promedio real de un turista fue de 41.2 dólares.

Y aunque el gasto medio por turista europeo y norteamericano retrocedió, lo cierto es que este segmento de visitantes tuvo una estadía más prolongada, principalmente aquellos que ingresaron por vía aérea (8.2 días).

En cuanto al gasto, los suramericanos y turistas de otras regiones gastaron entre 76.9 y 63 dólares diarios, siendo el gasto promedio de los viajeros que entraron al país vía aérea de 70.8 dólares. Los que llegan a través de la vía acuática, cruceros, por ejemplo, gastaron unos 50.6 dólares por día.

Pero el mayor gasto por turista que entró vía crucero lo hicieron aquellos que llegaron por San Juan del Sur (50.1 dólares), en cambio los que ingresaron por Puerto Corinto dejaron 26.5 dólares.

Según datos del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), en 2012 Nicaragua recibió 1.2 millones de turistas, lo que dejó al país cerca de 420 millones de dólares. El turismo creció un poco más del 11 por ciento.

Los turistas que vienen al país por negocios fueron los que más gastaron entre octubre y diciembre (90.3 dólares), seguido por quienes llegaron por vacaciones. Los que viajaron para visitar a sus familiares continúan siendo los que menos ingresos dejan al país.

Un excursionista que contrató un paquete turístico con una operadora de viaje, gastó en promedio 71 dólares por día.

EFECTO DOMINÓ DE LA CRISIS


La directora ejecutiva de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Zenayda Laguna Delgado, cree que la reducción en el gasto de los viajeros europeos y norteamericanos obedece a la crisis económica que azota a ambas regiones.

De ahí, señala la importancia que están haciendo los distintos eslabones que componen la cadena de turismo para diversificar la oferta y mejorar los servicios, así como la campaña de promoción que se está haciendo a nivel internacional para atraer a turistas.

“Tenemos que trabajar otros segmentos de mercados, un segmento del medio hacia arriba, porque lo que ha estado viniendo mucho, y ahí se percibe, son mochileros. No queremos decir que no queremos ese segmento, lo que estamos diciendo es que aunque vengan con una mochila, que tenga para gastar”, apunta Laguna.

Después de Centroamérica, Estados Unidos y Europa son los principales emisores de turistas para Nicaragua, seguido de América del Sur y el resto del mundo.

“No nos interesa el que quiere pagar 10 dólares por una noche de hotel, podrán ingresar, pero no es nuestro mayor objetivo alcanzar ese segmento de mercado”, apunta.

Canatur dice que se debe atraer a “ese profesional que tras trabajar ocho meses en su país, quiere venir a visitar Centroamérica”.

El presidente de la Cámara Nicaragüense de la micro, pequeña y mediana empresa turística (Cantur), Leonardo Torres, dijo que si bien las cifras del BCN son motivo de preocupación, también suponen un reto para el sector porque deberán esforzarse para mantener los precios de los servicios, al recordar que cada dólar rinde un 35 por ciento más a un turista que visita Nicaragua con respecto al resto del istmo.

Torres considera que no se debe pretender elevar el gasto de los turistas mediante incrementos de precios, sino diversificando la oferta para que los viajeros realicen más actividades, y por ende, tengan que elevar el gasto.

Según el informe del BCN, en términos porcentuales el gasto del turista norteamericano cayó 14.5 por ciento y europeo 12.1 por ciento en el último trimestre del año pasado. El mercado sudamericano punteó con un crecimiento del 15 por ciento.

En ese sentido, Laguna y Torres coinciden en que América del Sur es un mercado por potenciar, principalmente Brasil, Chile y Argentina.

Laguna señala que muchos turistas brasileños están apostando por visitar Nicaragua para practicar deportes de playa, como surf. ¿Por qué? Practicarlo aquí es más barato que en esa nación sudamericana. Además Nicaragua está dando a conocer el potencial de sus playas para ese deporte. Como muestra de ello Laguna recuerda los diversos certámenes acuáticos internacionales que se han llevado a cabo en los últimos años en el país.

BARRERAS PARA ATRAER


Si bien América del Sur podría ser un destino que se podría potenciar para atraer a más turistas, Torres recuerda que la conectividad aérea directa con esa región es inexistente, lo que encarece la llegada de los viajeros y le resta interés al país.

Y aunque el Intur desde años había anunciado que Nicaragua se incorporaría a un paquete turístico que se iba a diseñar para ofrecer a los países miembros de la Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba), todavía los alcances de ese proyecto se desconocen con certeza.

Fuente: La Prensa

Share on Google Plus

Comentarios