Ometepe podría quedar aislada si no se toman medidas a tiempo


La vida económica de la Isla de Ometepe depende del hilo de comunicación con San Jorge. No existe otra manera económica, rápida y eficiente de acceder a esta paradisíaca isla tropical de nuestra Mar Dulce, que no sea por este puerto lacustre, que dentro de pocas semanas, si no se draga con urgencia, podría quedar inservible, quedando interrumpido el tránsito de pasajeros y carga de y hacia la isla.

Pocos desastres naturales se pueden predecir con tanta exactitud, como la sedimentación de un puerto porque es un fenómeno gradual y recurrente. Un terremoto no se sabe cuándo ocurrirá, para una erupción volcánica o un huracán hay pronósticos más o menos acertados, pero el azolvamiento de un puerto es tan predecible como la salida y la puesta del sol.
 
De allí la inmensa responsabilidad de las autoridades de la Empresa Nacional de Puertos de hacer algo antes de que esto ocurra con consecuencias tremendas para la economía de la isla y para el turismo. No puede ser que tengamos cuatro o cinco dragas en el río San Juan y ninguna en el principal puerto lacustre de nuestro lago y el cordón umbilical de tierra firme con la Isla de Ometepe.

Sin que hayamos llegado a la parte más baja del ciclo del lago, ya los ferris que viajan a Ometepe pasan más tiempo en reparación componiendo las propelas que haciendo el itinerario. Y si los vientos arrecian en abril o mayo, lo cual es improbable, pero posible, simplemente no habrá condiciones para que el puerto funcione y Ometepe se quedará “varada” en medio lago.

Los que conocen el comportamiento de nuestra Mar Dulce saben que es cíclico, a veces dos malos inviernos preceden a dos veranos muy duros y el lago alcanza niveles muy bajos que dificultan y a veces impiden el acceso de las embarcaciones a algunos puertos lacustres.

De todos es conocido que el invierno pasado fue muy malo y el lago no alcanzó su nivel normal de invierno, si a esto le agregamos el hecho de que estamos en un verano muy crudo con niveles de evaporación sumamente altos y que recién pasamos una temporada de vientos huracanados que han movido las arenas del lago y las han sedimentado precisamente donde las corrientes pierden velocidad, que es en el puerto de San Jorge, la predicción para este verano es que en abril y mayo el puerto quedará inoperante.

El sabio proverbio dice: es mejor prevenir que lamentar. Pero aquí se hace al revés: reaccionamos cuando las cosas ya no tienen remedio. Desde hace tres o cuatro semanas yo personalmente me he comunicado con el ingeniero Virgilio Silva, de la Empresa Portuaria y con el comandante Edén Pastora Gómez en mi calidad de presidente de la Comisión de Turismo y promotor ad honórem del desarrollo turístico de la Isla de Ometepe.

Les he advertido de la grave situación que se avecina, la cual ha sido corroborada por los propietarios de las embarcaciones que cubren la ruta comercial de los ferris y lanchas entre San Jorge y la Isla de Ometepe. Incluso han salido amplios reportajes en los diarios y algunas embarcaciones han reportado serios daños en las barras de transmisión y en sus propelas, lo que los ha obligado a pararlas para hacer las reparaciones del caso.

Me han asegurado que van a trasladar una draga de río San Juan a San Jorge, pero hasta la fecha (20 de marzo), no lo han hecho. Este es un desastre en ciernes. Las autoridades han sido advertidos con tiempo, si no hacen nada para evitarlo será su entera irresponsabilidad.

No puede ser, que en el Gran Lago de Nicaragua, con sus 8,200 kilómetros cuadrados no haya una sola draga para mantener el vínculo vital entre Ometepe y tierra firme y que tengamos tres o cuatro dragas en río San Juan. En el pasado, había una draga estacionada permanentemente en San Jorge para darle el mantenimiento requerido a este puerto, que sin ser brujo, se puede predecir que siempre se estará azolvando con las arenas y las corrientes del lago.  

El autor es Presidente de la Comisión de Turismo de la Asamblea Nacional.
Por: Pedro J. Chamorro B.
Fuente: La Prensa

Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: