Cae helicóptero militar y mueren diez personas

  • Diez muertos. Entre ellos siete miembros del Estado Mayor de la Fuerza Aérea



Miembros del Ejército cargan el cuerpo del Coronel Mario Alberto Jirón López, único localizado.
LA PRENSA/M. ESQUIVEL

  
Casi todos los integrantes del Estado Mayor de la Fuerza Aérea del Ejército de Nicaragua habría perecido ayer en un accidente aéreo, cuando un helicóptero MI17 se precipitó sobre el lago Xolotlán.

Además del piloto y copiloto eran transportados en la aeronave otras ocho personas, entre ellos el jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea, coronel Manuel López García.

El Ejército de Nicaragua confirmaba anoche como fallecido al coronel ingeniero Mario Alberto Jirón López, jefe de la base de reparaciones aéreas, cuyos restos fueron localizados la tarde de ayer en aguas del lago de Managua. El resto los reportan como “accidentados”, pues los cuerpos todavía no eran localizados.

Un comunicado de esa institución militar indica que la comisión del Estado Mayor de la Fuerza Aérea se había dirigido la mañana de ayer al polígono nacional de maniobras del Ejército, ubicado en el sector del Papalonal, en el municipio de La Paz Centro, en misión de control al adiestramiento del personal en ese lugar.

Según el vocero militar, coronel Orlando Palacios, esto es parte de la labor de la comisión y lo hace periódicamente “porque ellos tienen que tener un periodo de actualización”.

No hay mayores detalles sobre el accidente aéreo, únicamente que una vez que la comisión retornaba a Managua, aproximadamente a las 10:29 a.m., la tripulación de la aeronave pilotada por el coronel Eugenio Enrique Alfaro, jefe de Operaciones y Planes de esa dirección, reportó la necesidad de realizar un aterrizaje de emergencia. A continuación perdieron comunicación, según el comunicado oficial.

De inmediato indicó el funcionario, aeronaves de la Fuerza Aérea, medios de la Fuerza Naval ,buzos del Comando de Operaciones Especiales y tropas territoriales fueron destinados a la labor de búsqueda, salvamento y rescate. Anoche dijo Palacios, diez buzos estaban destinados al rastreo, el que fue suspendido por los fuertes vientos en la zona donde localizaron parte del fuselaje del aparato.

Y el vocero militar anunció que se ha conformado una comisión que realizará las investigaciones para determinar las causas del accidente, del que prefirió no hacer especulaciones de probables causas.

“En su debido momento se informará a los familiares... y a los mismos fabricantes del aparato”, respondió Palacios.

Según relatos de los pobladores de El Papalonal, jurisdicción de La Paz Centro, en el departamento de León, en horas de la mañana escucharon un estruendo que “alborotó”, a los comunitarios.


“Yo fui donde se estrelló el helicóptero y me vine rápido desde mi casa para ayudar al Ejército en algo”, dijo Erving Fonseca y agregó que logró ver parte del fuselaje del aparato en el agua.

“Logré ver también parte de una pierna izquierda y tripas en el agua”, relató el hombre que se dedica a la pesca.

“Nosotros nos quedamos viendo el helicóptero porque pensábamos que iba malo, estaba echando humo en el aire”, dijo Teodoro Reyes, otro pescador quien dice haber visto como explotó al caer al agua.


Ilustración proporcionada por el Ejército de Nicaragua. Ampliar imagen
Otro pescador contó que logró sacar una cabeza del agua mientras apoyaba la búsqueda y que luego la entregó al Ejército.

Miembros del Ejército de Nicaragua intentaron localizar los restos de sus compañeros fallecidos, pero hasta en horas de la tarde, se hablaba de la recuperación de un cadáver y de varios restos humanos, entre los que se mencionaban pies y una cabeza.

A pesar de los esfuerzos, no se lograron localizar, hasta el cierre de esta edición, el resto de los cadáveres de los tripulantes, pues se dificultó por haber caído en aguas del lago Xolotlán y que por la dirección del viento arrastraba los restos en dirección hacia el sur donde se esperaba poder localizar los restantes cadáveres.







La Prensa


Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: