El Edén de los monos

Un bosque rico en frondosos árboles de mango, jocote jobo, papaturro, ceibo, guásimo y otras frutas silvestres es lo que mantiene unida todo el año a una manada de monos congo, agrupada en varias familias, en una reserva cercana a la playa El Menco, municipio de Rivas


La razón de su permanencia en este lugar es sencilla: el mango es un manjar para su paladar y lo comen durante la estación seca; el jocote jobo es su comida durante la estación lluviosa; el papaturro de pantano, el guásimo y la fruta de los gigantescos ceibos son aperitivos infaltables en su variada dieta. Por eso, mientras en el bosque existan estos árboles, los monos permanecerán aquí.
Noventa monos congo (Alouatta palliata) son los mimados de la reserva silvestre privada “Estancia del Congo”, que es la única área protegida de Nicaragua dedicada exclusivamente a conservar y proteger a estos primates, según explica su director, Freddy Cruz Cortez.
Un bosque para la especie
“El mono congo es una especie que poco a poco va desapareciendo de los bosques de Nicaragua, debido a la destrucción de su hábitat por parte del hombre --indica Cruz Cortez--, por esa razón hemos dejado 90 manzanas de bosque de esta finca de 150 manzanas, exclusivamente para que los monos congo vivan libremente y se reproduzcan sin que nadie les moleste ni amenace”.
A unos mil 500 metros de la finca, los aceitunos, guayabos tigre, genízaros, jiñocuabos, madroños, malinches, chapulines, moras, robles, jocotes tronadores, ceibos reales, guanacastes, matapalos y otros árboles propios del trópico seco, con sus ramas, las enredaderas y bejucos, sirven de medios de transporte natural a los monos congo, que entre bostezo y bocado de frutas disfrutan ahí de una vida apacible.
Un laboratorio
A este lugar llegan grupos de estudiantes universitarios y turistas nacionales y extranjeros, deseosos de conocer en su hábitat a estos monos que se caracterizan por su fuerte aullido cuando están inquietos, molestos por la presencia humana o peleándose entre ellos, por eso los congos también son conocidos como monos aulladores.
Bosque rico en biodiversidad
Pero los monos no están solos en este bosque, pues son parte de una extensa variedad de especies de animales diurnos y nocturnos, entre ellos aves, mamíferos, reptiles, anfibios y otros.
Según registro que se lleva, en esta reserva se encuentran 13 especies de reptiles, que incluyen iguanas, garrobos, lagartijas, boas, corales, sapos, tortugas y otras, así como 53 especies de aves, destacándose entre ellas el pato real, el chocoyo de frente anaranjada, el güis, urracas, gorriones, garza tigre, bueyera, piche, gavilán, urraca copetona, salta piñuela, pocoyo, tórtola, martín pescador, alcarabán americano, oropéndola y otras.
Dieciséis especies de murciélagos
Entre los mamíferos existen ahí 13 especies, siendo el mono congo la especie emblemática de la reserva, pero además en este bosque hay armadillos, ardillas, osos hormigueros, venados cola blanca, puerco espín, zorro cola pelada, perro zompopo, y serpientes como boas, sorcuata, coral y castellana.
Uno de los mamíferos voladores más beneficiosos y abundantes en la reserva son los murciélagos, de los cuales se reportan 16 especies, siendo numeroso el murciélago frugívoro colicorto común (Carollia perspicillata) y el insectívoro bilistado negruzco (Saccopteryx leptura), los que anidan en los huecos de los árboles de papaturro.
Apícola turística
“La Reserva Estancia del Congo también funciona como escuela apícola turística, donde se produce miel de abejas de excelente calidad. Aquí tenemos unas 40 colmenas, la gente de la zona viene a aprender cómo manejar los apiarios; les hacemos énfasis en la selección de la reina, porque la productividad está definida por la reina; es una miel pura, procedente de la flora del bosque, no de flores de cultivo de pipián”, asegura Cruz Cortez.
Santos Rivera, guía del tour de la miel, ya está acostumbrado al zumbido y hasta a los piquetes de estos dulces insectos, por eso cuando abrió la colmena y una de las abejas se metió por debajo de su traje, no se desesperó y con la mayor tranquilidad dijo: “No hay problema, si uno no las presiona, ellas no pican”, luego se alejó del colmenar, se levantó el traje y la abeja salió volando.
Pero además, en esta finca se desarrolla la ganadería silvo-pastoril, que se caracteriza por tener potreros que armonizan con el bosque, producen buen pasto y conservan mucha de la vegetación para sombra del ganado. Aquí se cría el ganado de raza Reina, que produce leche con la que se hacen cuajadas, con muy poca sal, pero con más porcentaje de grasa que las provenientes de animales de otras razas.
El “Aula Verde”
Como complemento educativo, aquí mismo se desarrolla un programa llamado “Aula Verde”, al que estudiantes de colegios privados acuden y reciben clases en el bosque, y comparten temas que benefician la conservación de la biodiversidad.
Esta actividad se coordina entre los directores de los colegios y el de la reserva, con anticipación, ya que el cupo es limitado, pues además de la temática, se debe garantizar el apoyo logístico a los visitantes: alojamiento, comida, refrigerios, caballos (para los que lo deseen) y otros detalles.
Cómo llegar
La Reserva Estancia del Congo se encuentra ubicada en el Km. 84.8 carretera Managua- Rivas, después se dobla a la izquierda 6 kilómetros, en un camino de todo tiempo con rótulos de señalamiento fáciles de seguir. Si no dispone de vehículo, puede tomar un autobús en el Mercado ‘Roberto Huembes’, que vaya a Rivas, debe bajarse en el kilómetro 84.8 y ahí tomar una caponera que lo lleva a la reserva.

Un circuito turístico

Para facilitar condiciones a los visitantes, la Reserva Estancia del Congo también brinda servicios complementarios de alimentación y hospedaje para grupos y parejas que deseen una experiencia más cercana con la naturaleza, lejos del estresante ruido de la ciudad, donde además de aprender sobre la fauna y la flora nicaragüenses, pueden disfrutar de otros atractivos naturales que están dentro de este circuito turístico.
En esta alianza, después de recorrer el bosque y conocer de cerca a los monos congo y demás especies animales de la Estancia del Congo, el visitante puede hacer senderismo a pie o a caballo y visitar la Reserva Fincas Verdes de Belén, dedicada al agroturismo, donde además de conocer sobre las costumbres y prácticas productivas del campo, se puede compartir una rica gastronomía y conocer los talleres de artesanos locales.
“En esta reserva apoyamos las actividades cristianas, aquí se desarrollan seminarios, servicios religiosos de bautistas, pentecostales, reuniones de gremios religiosos de la zona y grupos evangélicos cercanos, a los que les ofrecemos todas las condiciones”, sostiene Cruz Cortez.
De aquí mismo, los visitantes pueden viajar a la playa El Menco, que es una bahía de más de 1.5 kilómetro de costa de arena fina frente al Gran Lago de Nicaragua, que tiene al lado izquierdo un pequeño estrecho que comunica con la isla Zapatera. Esta playa es muy visitada por turistas nacionales y extranjeros, porque sus aguas son claras y aquí el lago es poco profundo, pues se puede caminar hasta 100 metros, con el agua al pecho.

Pescados laguneros

Alrededor de esta paradisíaca playa existen varios hoteles y restaurantes donde además de alojamiento, sirven los apetecidos pescados laguneros en salsa, como en el Ranchón de El Menco, de doña Gladys Marín.
Otro sitio que es ofrecido como paquete turístico, son viajes acuáticos a Zapatera, a solo 40 minutos en bote con motor fuera de borda, y también visitas a la laguna Ñocarine, una zona de humedales donde se reproduce la tortuga ñoca, propias de agua dulce.
Igualmente, la Reserva Estancia del Congo es un punto de partida para visitar la Reserva de Chacocente, un área que sirve de santuario a las tortugas paslama y la tora, que cada año tienen arribadas de hasta 20 mil tortugas que llegan a desovar a esta playa. Cuando hay arribadas, se lleva a los visitantes para que vivan la experiencia de ver las enormes tortugas que vienen del océano Pacífico.

Tarifas
Cabaña: US$35
Habitación US$18 - US$25
Desayuno o cena US$4 - US$5
Almuerzo US$7 - US$8
Cabalgata US$10 la hora.
Contacto : 8886-4307-2228-1206
www.reservaestanciaelcongo.com
director@reservaestanciaelcongo.com




EL NUEVO DARIO

Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: