Se emborrachó y quedo semidesnuda en la calle


Una famosa pasó un mal momento a la salida de un restó en West Hollywood



La modelo  y famosa Brandi Glanville siempre está bajo el lente de los paparazzi, aunque esta vez, los flashes la captaron en una vergonzosa situación.
Es que la famosa  del programa The Real Housewives  of Beverly Hills, salió de un restaurante con varias copas de más y perdió el control… ¡de su vestido!
Se trataba de un strapless color natural que se le subió por completo, dejando el descubierto su ropa interior de color negro.
Pero lo peor, fue cuando intentó bajarlo y mostró sus pechos, mientras intentaba hacer equilibrio con la ayuda de un misterioso hombre.
Enojada con la situación, Brandi levantó su dedo mayor, haciendo un gesto grosero a los presentes.

infobae

Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: