Vigilan enjambre sísmico en volcán Momotombo



Autoridades informaron hoy de que han aumentado su sistema de vigilancia ante erupciones al registrarse un enjambre sísmico de baja magnitud cerca del volcán Momotombo.

"En términos generales el país ha estado en relativa calma, excepto por un enjambre sísmico en las cercanías el volcán Momotombo" registrado este lunes, dijo en rueda de prensa el secretario ejecutivo del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), Guillermo González.

El funcionario indicó que esta mañana los sismos eran imperceptibles, a excepción de un temblor de magnitud 3.0 Richter registrado por la red sismológica del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

"Queremos anunciar a la ciudadanía que vamos a estar en vigilancia permanente" del volcán Momotombo, ubicado en el Pacífico de Nicaragua.

El monitoreo de sismos en tiempo real que mantiene el Ineter en su página web indica que los temblores han sido someros, ya que las profundidades apenas superan los cinco kilómetros.

Los sismos poco profundos, bajo territorio seco, son considerados por el Sinapred como los más peligrosos, ya que tiene la capacidad de causar daños directos en la población.

"Estamos pendientes dándoles seguimiento sabiendo que todas estas son alertas y que nos toca redoblar la vigilancia tecnológica, técnica y organizativa", añadió el funcionario.

Este es el sexto enjambre sísmico reportado en el Momotombo desde 1996, incluyendo uno clasificado como "menor" entre el 10 y el 11 de junio pasado.

Registros históricos del Ineter indican que el Momotombo, un cono volcánico perfecto de 1,258 metros de altura, situado al noroeste del lago de Managua, con una edad calculada en 4,500 años, ha experimentado diez erupciones violentas entre 1524 y 1905.

En 1609 la actividad fue tan violenta que obligó a trasladar la ciudad de León, uno de los dos destinos turísticos coloniales más importantes de Nicaragua.

Su actividad eruptiva inspiró al poeta nicaragüense Rubén Darío (1867-1916), quien lo bautizó como "ronco y sonoro".

La Prensa


Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: