Apoyan a nicas en Costa Rica en legalizar estatus migratorio




Organizaciones sindicales y de trabajadores de Nicaragua y de Costa Rica están unificando esfuerzos en la creación del Consejo Nacional de Apoyo a los Migrantes, destinado a apoyar a los migrantes nicas en la legalización de su estatus en el país vecino del sur.
“Nuestro objetivo principal es apoyarlos y respaldarlos para obtener su documentación para que sean respetados como trabajadores y tengan derecho a la Seguridad Social”, dijo María Haydée Hernández, coordinadora general del Comité Intersindical de Nicaragua, perteneciente al Frente Nacional de los Trabajadores, FNT, que participa en el proyecto, que finalizará en febrero del 2014.


Entre las organizaciones involucradas están el FNT, la Confederación Sindical de Trabajadores “José Benito Escobar” y la Asociación de Trabajadoras Domésticas, Astradomes, además del Movimiento Intersindical de Costa Rica. Cada una tiene oficinas de apoyo en el país vecino.

Por su parte, el FNT tiene oficinas para los migrantes nicaragüenses sin documentación en las instalaciones de la Asociación de Trabajadores de Empleados Públicos y Estatales, sin embargo, con el proyecto se espera unificar criterios y acciones para brindar un mejor servicio a los conciudadanos.

Entre las gestiones que realizan están; asesoría y ayuda en los trámites para obtención de cédula, partida de nacimiento y pasaporte, entre otros que son solicitados al Consulado de Nicaragua en Costa Rica.

Hasta el momento, unos 500 nicas han solicitado trámites y desde la Cancillería se les ha apoyado poniendo incluso oficinas móviles.

Ileana Morales Valle, promotora y coordinadora de Astradomes en Nicaragua, señaló que la situación de los nicaragüenses en Costa Rica es difícil, dado los altos costos de la legalización, además que un permiso laboral puede llegar a costar 800 dólares, un precio muy alto para un asalariado con promedio de 300 dólares mensuales de ingreso y que tiene una familia qué alimentar.

“Una de las preocupaciones son los altos costos para trabajar. Por otra parte, el consulado de Nicaragua ha hecho cosas muy buenas, pero quisiéramos que los reforzaran con personal para atender a los nicas y los capaciten, pues muchas veces estos no pueden dar respuesta y los hacen ir de un lado a otro en (distintas) instituciones”, expresó Morales.

Ana Bertha Navarro, del Movimiento Intersindical de Costa Rica, destacó que a los gobiernos hay que demandarles el derecho a no emigrar, pero también a los países receptores, que traten a los migrantes trabadores como personas con derechos.



Sin identificación

Ana Bertha Navarro, del Movimiento Intersindical de Costa Rica, dijo que uno de los grandes problemas que encuentran con los migrantes es que pocas veces tienen una identificación. No poseen cédula, ni partida de nacimiento, a veces ni siquiera fe de bautismo, lo que hace más difícil apoyarlos en tramitar su legalización.

Otro problema que enfrentan los migrantes es la poca información que tienen sobre dónde acudir y los trámites que deben realizar para legalizar su situación, agregó Navarro.

La sindicalista costarricense aplaudió la firma del convenio de La Apostilla, con lo cual se abrió un período de legalización para migrantes, pero que están contra el tiempo, pues este período vence en noviembre de este año, por lo cual hizo un llamado a que los migrantes nicas agilicen sus gestiones.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo 2011de Costa Rica, en este país viven 287,766 nicaragüenses y representan el 74.6 por ciento del total de inmigrantes residentes.

El Nuevo Diario

Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: