19 familias afectadas por intensas lluvias



Al menos 19 familias en los departamentos Madriz y Nueva Segovia fueron afectadas por las intensas lluvias que azotaron el país este fin de semana, como consecuencia del paso de la onda tropical número 21, fenómeno que también provocó situaciones de alerta en otras zonas de Nicaragua, según información de la Defensa Civil.

Varias viviendas anegadas, desprendimiento de los techos y los caminos incomunicados por la crecida de los ríos, fueron los mayores daños reportados el fin de semana.

Un fuerte vendaval, acompañado de lluvia, arrancó el zinc en varias casas de la comarca El Castillo, municipio de Las Sabanas, ubicada a 25 kilómetros al sur de la ciudad de Somoto, explicó el mayor Héctor Escoto, jefe de la Defensa Civil en Madriz.

Por otro lado, en la cabecera departamental de Madriz, cuatro viviendas también fueron anegadas por las fuertes corrientes que provocaron las lluvias, y en el barrio Sector 23, una familia se quedó sin techo.

El mayor Escoto reconoció la labor de los alcaldes de los municipios Las Sabanas y Somoto, Halmer Bismarck Rivera y Marcio Rivas, respectivamente, quienes dispusieron recursos para apoyar las necesidades básicas y más urgentes de las familias afectadas.

Fuertes vientos en Masaya

En Masaya, al menos 26 miembros de cuatro familias de la comarca Llano Grande, situada a 23 kilómetros al este del departamento, fueron afectados por un torbellino que dejó sin el techo las viviendas donde residen.

La información fue corroborada por el coronel Rogelio Flores, jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil.

“Fueron fuertes vientos los que levantaron el zinc de manera parcial a unas casas, pero la gente fue atendida inmediatamente por el alcalde”, precisó el coronel Flores.

El susto por el fenómeno natural sorprendió a sus moradores, quienes describieron el hecho como una experiencia desagradable.

José Mercedes Cabrera, junto a otros cuatro adultos y a cuatro niños de su familia, los que aún no asimilan el susto que les provocó el fenómeno natural, son algunos de los afectados en esta comarca de Masaya.

La onda tropical número 21, que se desplazó ayer sobre la zona del Pacífico y la zona de convergencia en el sur del país, provocó lluvias de ligeras a moderadas, informó Rafaela Ñurinda, de la dirección de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter.

Ñurinda manifestó que las bajas presiones atmosféricas se mantendrán como consecuencia del paso de estos fenómenos que causan mucha humedad.

Desborde de ríos

Con las lluvias, la crecida del río Coco rebasó por varias horas, el sábado, el puente del paso de Telpaneca, que comunica con San Juan de Río Coco y con los municipios neosegovianos Quilalí y Wiwilí.

Debido a la emergencia, el tráfico vehicular dejó de circular, pero retornó a su normalidad ayer domingo, según información de las autoridades.

En Nueva Segovia, una vivienda en el barrio 19 de Julio, uno de los asentados en sitios de alto riesgo, en el municipio de Ocotal, quedó anegada por las lluvias, según información de Defensa Civil en esa localidad.

En Quilalí, en el barrio “José Suárez”, cuatro viviendas se llenaron de agua y otras tres de las riberas de la Quebrada La Danta, por el desborde de este afluente hidrográfico.

En Alerta

El coronel Rogelio Flores, jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil, afirmó que esta institución --como parte integrante del Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres--, desde mayo, cuando empieza la época lluviosa, activa los Comités de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres a todos los niveles.

“En las diferentes regiones --a nivel de los municipios y de las comunidades--, hacemos todo un trabajo y un ejercicio de cara a ir puntualizando en el terreno todas aquellas cosas que puedan ocurrir en el invierno”, manifestó el coronel Flores.

END

Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: