Hasta 5 mil córdobas de multa a quienes manejen ebrios



Multas hasta de 5 mil córdobas es hacia donde apunta la propuesta de reforma a la Ley 431, de Tránsito, que trabaja la Comisión de Gobernación de la Asamblea Nacional, para sancionar a quienes manejen en estado de ebriedad excesivo, llevándolos incluso a la orden del juez cuando en una tercera ocasión sean detenidos en esa circunstancia por los agentes de Tránsito.

La Comisión de Gobernación retomó la propuesta que hiciera en el mes de junio la Policía Nacional para reformar la Ley 431, duplicando inclusive las multas que la institución policial propuso, por solicitud de las instancias consultadas y descartando la propuesta de gravar con un nuevo impuesto a las bebidas alcohólicas, como medida tendente a reducir los accidentes de tránsito en el país.

“La propuesta que estamos haciendo es elevar las multa hasta los 5 mil córdobas, hay consenso en esto, las instituciones y organizaciones dicen que las multas hay que incrementarlas”, dijo el diputado Filiberto Rodríguez, presidente de dicha comisión.

Escala de retención

Los legisladores plantearon ayer multar con 5,000 córdobas a las personas que conduzcan en estado de ebriedad excesivo (2 grados a más de alcohol por litro de sangre), reteniéndoles en la primera vez la licencia por tres meses, la segunda por 6 meses, y en la tercera reincidencia, la suspensión definitiva de la licencia y pasándole a la orden del juez para que enfrente juicio.

A quienes sean sorprendidos en estado de ebriedad (con 1 a 2 grados de alcohol por litro de sangre) se les aplicará una multa de 4 mil córdobas y serán retenidos en la delegación policial correspondiente hasta que estén sobrios. Y para quienes conduzcan con aliento alcohólico (0.5 grados de alcohol en la sangre) se les impondrá una multa de 2 mil, a 2,500 córdobas, agregó Rodríguez.

Dictamen en octubre

El legislador explicó que el tema ha sido consultado con diferentes sectores, como parte de las reformas a la Ley 431, Ley para el Régimen de Circulación Vehicular e Infracciones de Tránsito. El dictamen de la reforma pretenden tenerlo listo en octubre.

Rodríguez aseguró que la propuesta de mandar a barrer las calles a quienes sean sorprendidos conduciendo en estado de ebriedad sigue en pie, mientras que la de gravar el alcohol con un nuevo impuesto está totalmente descartada.

“Nosotros ya vimos que es imposible, y consideramos que nos es viable porque se nos aumentaría el contrabando y percibiríamos menos recursos en base a los impuestos, y por otro lado la primera comisionada Aminta Granera decía algo correcto, el alcohol no tiene la culpa, el guaro no tiene la culpa, sino el que anda en estado de ebriedad. En otras palabras: que paguen los borrachos, que cada quien responda por sus actos”, dijo el diputado.



Lo que la Policía propuso

La Policía Nacional propuso en el mes de junio entre las reformas a la Ley de Tránsito, que quienes sean sorprendidos conduciendo en estado de ebriedad excesivo, sean llevados a la orden del juez, estableciéndose penas de seis meses a un año de cárcel y multa de C$2,500.

También propuso que a quienes se les detenga bajo efectos del licor (1 grado de alcohol por litro de sangre) se le retenga hasta por 12 horas, y se imponga una multa de C$2,500. Actualmente la multa es de C$1,500.

Asimismo, propuso elevar las multas de 100 a 500 córdobas para los motociclistas que no usen casco.



Sobre las “mordidas”

El diputado Filiberto Rodríguez dijo que en el caso de que se disparen las “mordidas” por el incremento en las multas, la Policía tendrá que saber incidir en la Academia, para la formación de los policías de Tránsito.


END

Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: