Lago, obstáculo para Gran Canal


Mediciones batimétricas realizadas este sábado en un tramo de 26 kilómetros de la ruta que seguiría el anunciado Gran Canal en el Lago de Nicaragua determinaron que no existe la profundidad requerida para que naveguen los barcos previstos y un dragado para conseguirla se complicaría si se demuestra que el lecho está constituido por placas de roca basáltica.

El geógrafo doctor Jaime Incer Barquero, asesor ambiental del presidente inconstitucional Daniel Ortega, y el diputado liberal Pedro Joaquín Chamorro, se dieron a la tarea de comprobar la profundidad de las aguas del Gran Lago Cocibolca en el único tramo que hasta la fecha se maneja como un punto seguro por donde pasaría cualquiera de las cuatro rutas posibles del canal interoceánico.

“Este estudio demuestra de una forma científica que a lo largo de esta ruta no existe la profundidad necesaria para el canal propuesto por el empresario chino Wang Jing, avalado por la concesión del Gobierno que es de 27.6 metros”, explica el diputado Chamorro. Las profundidades encontradas en la ruta van de los 4.6 metros en el punto No. 1 a 13 metros en el punto No. 18 (ver infografía).

La ruta estudiada comprende desde la bocana (desembocadura) del río Las Lajas hasta la punta de San Ramón de la Isla de Ometepe, un tramo de aproximadamente 26 kilómetros.

“Salimos con el propósito de comprobar que el único segmento garantizado donde es fijo que pasará el canal no existe ni la más mínima profundidad adecuada para el calado de los buques que pretenden traer”, indicó el diputado Chamorro Barrios.

Dijo que recogieron muestras de rocas que sobresalen en las riberas del lago, por el sector de Las Lajas, y Limón, las cuales serán llevadas a laboratorio por el doctor Jaime Incer Barquero para comprobar el origen de las mismas, pues existe la posibilidad que sean rocas basálticas que son de gran consistencia, y que posiblemente se encuentren en las profundidades del Gran Lago lo que dificultaría el dragado del Cocibolca.

“Se han seleccionado pedazos de rocas que podrían ser de origen volcánico o basalto, eso se va a determinar en el laboratorio, y luego habría que hacer estudios sobre la profundidad que tienen estas rocas y el costo para romperlas, además del impacto ambiental cuando el agua remueva los sedimentos del dragado”, comentó Incer Barquero.

Dijo que el perfil geológico de Rivas está conformado por rocas sedimentarias que fueron fondo de mar hace varios millones de años y emergieron para consolidar el istmo de Rivas. Indicó que estas enormes rocas que se encuentran en el subsuelo rivense tienen diferentes niveles de consistencia y resistencia a la perforación.

De acuerdo con el científico nicaragüense, es posible que el perfil geológico del Istmo de Rivas se prolongue adentro del Gran Lago Cocibolca, sin conocerse exactamente a qué profundidad.

Incer Barquero dijo que se tienen que hacer todos estos estudios sobre las rocas dentro del lago, en medio del lago y al otro lado del lago, “para comprobar la extensión de las rocas, su dureza, y se requiere de un largo estudio de impacto ambiental para poder tener más clara la excavación que hay que practicar en el fondo del lago”, puntualizó.

USAR DINAMITA


“Si la roca es muy dura habría que volar con dinamita a lo largo de la ruta del canal subacuático, que por lo más corto serían 80 kilómetros y por lo largo unos 90”, indicó Pedro Joaquín Chamorro para poner en perspectiva la imposibilidad de construir este tipo de canal por el Lago de Nicaragua.

El científico Incer Barquero concluyó que en sus condiciones, “el lago de Nicaragua es un obstáculo más que un facilitador para construir el canal”.

El estudio midió la profundidad en 27 puntos y solamente al llegar muy cerca de San Ramón, fuera de la ruta, el sonar marcó profundidades de hasta 140 pies o 42.6 metros. “Únicamente contiguo a Ometepe en la parte sur, bordeando la isla alrededor del Maderas, la ruta tiene la profundidad requerida”, explica Chamorro.

Según el doctor Incer, la posibilidad que la poca profundidad del lago sea similar al tramo que ellos verificaron, puede ser de casi la totalidad del trayecto de la ruta del canal en su paso por el Gran Lago Cocibolca.




“Eso significa que habría que excavar una zanja dentro del lago de más de 500 metros de ancho, en casi 80 o 90 kilómetros que hay entre la costa de Rivas hasta la costa de Chontales, donde se van a remover seguramente cantidades extraordinarias de sedimento, lodo y todo lo que en el fondo del lago se ha acumulado en cantidades extraordinarias, donde las mismas corrientes de agua las van a volver a echar a la zanja inmensa que se haría en el fondo”, explicó Incer Barquero.

Pedro Joaquín Chamorro Barrios afirmó que con este estudio están “economizándole al señor Wang Jing los millones que va a invertir para dañar este lago de Nicaragua. Lo estamos haciendo de forma gratuita voluntaria, porque el doctor Jaime y yo somos enamorados de esta mar dulce, y queremos que se evite el bombardeo que va a tener que hacer en el lago para poder obtener la profundidad”, explicó.

La Prensa

Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: