Estos son los bares más raros del mundo

En medio del desierto, en el lugar más frío de la Tierra, adentro de un árbol: en esta nota, cinco lugares recomendados para beberse un trago en un entorno exótico.

Base de Investigación Vernadsky (Antártida). Si estás en la Antártida es porque, o bien trabajás ahí, o bien querés conseguir un trago muy, muy frío. 
Y lo vas a encontrar en la base Vernadsky, un almacén de ramos generales disfrazado de centro de investigación que tiene cocina, biblioteca, sala de estar, tienda de regalos y lo mejor: una barra donde podés tomar shots de vodka a 3 dólares mientras charlás con científicos.Baobab Tree Bar (Sudáfrica). 

Este bar es, sin dudas, rústico: un árbol de 6.000 años de edad con una cueva tallada en su tronco que pueda albergar a 15 personas. Adentro, como en cualquier bar, se puede beber el cóctel de preferencia. 

Ideal para los amantes del bosque.Birdsville Hotel (Australia). Está, literalmente, en medio de la nada: es un hotel anclado en el Desierto de Simpson, con muchísima tierra y ninguna otra edificación a su alrededor. 

En general, los turistas llegan allí gracias a la carrera anual de Birdsville, y consiguen su bebida en el único bar disponible. Top Mountain Star (Austria). Emplazado a 10.000 pies de altura sobre una montaña de los Alpes de Ötztal, este bar ofrece increíbles vistas panorámicas, buena comida y una amplia carta de bebidas para hacer un brindis antes de lanzarse a esquiar.Floyd's Pelican Bar (Jamaica). 

Para llegar a este austero barcito jamaiquino hay que viajar en bote 12 kilómetros desde la playa, adentrándose en el océano. Allí, un pueblerino de nombre Floyd recibe a los visitantes y les ofrece cerveza y comida. Eso sí: el viaje puede salir alrededor de 140 dólares.



Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: