Nicas en Boston afectados por fuerte nevada


END -Por tercera vez consecutiva en menos de una semana, la ciudad de Boston se vio paralizada debido a las fuertes nevadas que han caído. Las escuelas del sector público tuvieron que ser cerradas para evitar que los niños quedaran atrapados en la nieve.

Decenas de vuelos que salían del aeropuerto Internacional de Boston “Logan Airport” fueron cancelados debido al mal tiempo. El gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, autorizó a todos los empleados públicos a permanecer en sus casas hasta que pase la tormenta.

Por su parte, el alcalde de la ciudad, Marty Walsh, desplegó más de 600 equipos de limpieza para mantener limpias las carreteras de la ciudad. También dio la orden a todos los agentes de la policía para que resguarden más de 100 intersecciones para mantener el orden público.

De acuerdo al Servicio Nacional de Meteorología, la ciudad Boston tendrá pocos días para recuperarse de la tormenta de nieve para prepararse nuevamente para otra tormenta la cual azotará la ciudad a partir del domingo por la mañana; afectando aún más la economía de las familias quienes tendrán que pagar más para mantener la calefacción de sus hogares.

El caso de los nicaragüenses

Debido a las tormentas de nieves que han caído y las bajas temperaturas que han permanecido desde comienzo del mes de diciembre, muchos nicaragüenses que viven en Massachusetts han empezado a pegar el grito al cielo, esto debido a los altos costos que la comunidad está pagando por el aceite que tienen que comprar para mantener sus hogares con calefacción.

El nicaragüense Alfonzo Hernández, explicó que debido a los fuertes fríos que han permanecido desde el mes diciembre, lo ha llevado “ajustarse la faja”. Contó que tuvo que cambiar la calefacción de aceite a gas porque el cobro del aceite ya le llegaba de US$400 mensual.

“Hemos tenido que aguantar frío porque esos cobros son exagerados, la calefacción no la podemos poner todo el día porque si no el cobro es mayor, por dicha pudimos encontrar la opción del gas y ahora sale un poco más económico”, relato Hernández quien dijo que mensualmente paga en luz, renta y gas US$2,300.

Para Xiomara Baltodano, la situación es más complicada. El apartamento donde vive junto a su esposo y su hija de 16, Halima Castaño, es de calefacción eléctrica. Ellos tienen que alternarse la calefacción para que el recibo no les salga tan caro.

“El cobro por la calefacción eléctrica nos sale en US$600 mensual. Este invierno nos ha quebrado el presupuesto”, relato.

Share on Google Plus

Comentarios