El cobro del impuesto terrestre tico vuelve a generar caos en Peñas Blancas

El cobro de 7 dólares por impuesto de salida terrestre vuelve a generar largas filas e incomodidad a los usuarios en Peñas Blancas, y se prevé que el caos aumente durante este fin de semana en detrimento de miles de nicaragüenses que viajaran a Nicaragua por las vacaciones de Semana Santa.

El Ministerio de Hacienda reinstaló oficialmente el cobro desde el 1 de abril, pero desde días antes en las oficinas migratorias los funcionarios empezaron a exigir el pago que agarró desprevenidos a los viajeros, muchos de los cuales fueron devueltos a pagarlo a una de las oficinas recaudadoras en el Cantón de La Cruz, a 20 kilómetro de Peñas Blancas, al no poder hacerlo en la frontera por la falta de tarjeta de débido, una de las modalidades del pago.

“Nos devolvieron hasta La Cruz porque en la frontera solo se puede pagar con tarjetas (de débido) y yo no tengo. Yo tenía una colilla del banco donde lo había pagado hace meses pero no me lo quisieron aceptar”, se quejó María Baltodano, quien vivió una odisea para cruzar hacia Nicaragua a finales del mes de marzo.

Este cobro (5 dólares en impuesto de salida y 2 dólares por aduanaje) dirigido a nacionales y extranjeros destinado a mejorar las fronteras, quedó vigente desde julio del año pasado pero Costa Rica empezó a cobrarlo a finales de diciembre.

En ese momento el caos obligó a suspenderlo por la falta de equipos en la Peñas Blancas para aplicarlo.

Para recaudarlo, Costa Rica ha dispuesto de un banco privado y diversas agencias de viajes, pero aún existe desinformación que agarra desprevenido a los viajeros.

El Servicio Jesuita para Migrantes (SJM) y Cenderos, dos organizaciones que trabajan a favor de los inmigrantes en Costa Rica, alertaron y mostraron su preocupación porque el cobro “está afectando profundamente a las personas en mayor situación de vulnerabilidad” como los nicaragüenses.


“De mantenerse el cobro, la Semana Santa generará un caos y la consecuente agudización de las lesiones de derechos que están sufriendo las personas en este momento, tanto nacionales como no nacionales”, manifestaron las organizaciones.

Los usuarios carecen de una plataforma de cobro adecuada y debidamente probada en los puestos fronterizos terrestres, y les falta información necesaria para prepararse llevando el pago de antemano, según las organizaciones.

Estas serias debilidades colocan a los viajeros de manera irremediable en manos de "los gavilanes" o los obliga a cruzar Peñas Blanca por zonas no autorizadas, sostienen.

Parte de los hechos es que a los usuarios los están devolviendo a pagar a CoopeAlianza de La Cruz (a 25 kilómetros de Peñas Blancas), un negocio no sólo para transportistas informales y gavilanes (tramitadores), sino que además la empresa cobra un 1 dólar adicional para hacer efectivo el pago.

“Tenemos reporte de que deben hacer filas debajo de un sol ingrato más de 4 a 6 horas con niños en brazos, las filas son de hasta 300 metros. El mismo Concejo Municipal de La Cruz está pidiendo que se suspenda el cobro”, según el SJM.

Otro hecho es que en algunos casos no se están recibiendo "vouchers" con el pago efectuado que tenga varios meses de emitido, aunque la persona no lo haya usado.

“Y lo peor es que al parecer el sistema para verificación de información entre Migración y Bancrédito (banco recaudador), algunas veces falla y aunque la persona tenga "el voucher" pagado y lo enseñe, si no aparece en el sistema no la dejan pasar.

En otras palabras, es claro que el sistema informático no ha sido probado de forma adecuada y podría estar generando estas dificultades”, se quejaron las organizaciones.

En Peñas Blancas lo que hay es un sistema de pago con máquinas y tarjetas de débito, que obviamente la gente más sencilla como la nicaragüense no las utiliza y eso ha credo negocios redondos a tramitadores llamados como gavilanes, quienes le cobran a cada persona hasta 30 dólares por darle "el voucher" de impuesto de salida.

El SMJ y Cenderos instaron al Ministerio de Hacienda eliminar la verificación del cobro en las fronteras, hasta que se resuelvan las debilidades, pero el director General de Tributación, Carlos Vargas, apenas instó a pagar el impuesto antes de emprender el viaje para evitar el caos en Semana Santa.

Añadió que Bancrédito ha puesto más de 100 puntos de venta y negó que el sistema electrónico de verificación falle. LP

Share on Google Plus

Comentarios