Mayweather y Maidana estuvieron frente a frente en el pesaje

El MGM Grand Arena de Las Vegas vivió una primera dosis de la que será la gran pelea del año con el pesaje de Floyd Mayweather Jr. y Marcos Maidana.
La velada comenzó con los pesajes de los protagonistas de las peleas previas para luego llegar a los grandes actores del combate de fondo.
En un imponente marco, casi monopolizado por los asistentes locales, los fanáticos argentinos se hicieron escuchar y ver con su aliento hacia el santafesino y con sus banderas celestes y blancas.
Primero ingresó Maidana, con el tema "Jefe de jefes" del conjunto musical mexicano Los tigres del Norte de fondo. Instantes después, apareció Floyd Mayweather con gesto confiado y totalmente vestido de rojo y blanco. Ambos llegaron al escenario con tranquilidad y sin expresiones triunfalistas.
A pesar de tener a casi la totalidad del público en contra, el oriundo de Margarita se subió a la balanza y desde allí pudo apreciar como el"Olé, Olé, Olé, Chino, Chino"partía con fuerza desde el grupo de argentinos pegados a las vallas.
El norteamericano, en tanto, se manejó con gran soltura al momento del pesaje y, como de costumbre, montó un show de gestos para los flashes. Nunca dejó de masticar chicle.
Al subirse a la balanza, el argentino marcó un peso de 146,5 libras (66,451 kilogramos), mientras que el norteamericano dio 146 exactas (66,224 Kg.).
El cara a cara entre los dos peleadores ratificó el tono que le han dado sus protagonistas a la previa del combate. Sin violencia ni agresiones y con respeto hacia el rival, ambos mantuvieron la mirada frente a la arenga de lo miles de asistentes.

Share on Google Plus

Comentarios