Suspensión indefinida de clases podría perjudicar aprendizaje escolar

Mientras Managua continúe meciéndose con los sismos que desde el 10 de abril obligaron a las autoridades a declarar Alerta Roja, la suspensión de las clases en las escuelas de la capital será indefinida. Así lo comunicó ayer la Presidencia de la República de Nicaragua.



Esa situación ha provocado que millares de niños dejen de asistir a clases durante más de tres semanas y por lo anunciado por el Gobierno el 30 de abril, el retorno a clases sigue sin fecha.

La prolongada ausencia de clases empieza a provocar preocupación en los padres de familia y desánimo en la niñez, además de incidir en el ritmo de aprendizaje.

En tanto, el Ministerio de Educación orientó a todos los directores de colegios públicos y privados a organizar planes de escape y seguridad para asegurar la vida de los miles de estudiantes.

Hasta la fecha, las autoridades del Mined no especifican cuáles serán las acciones que estarán tomando para evitar un retroceso en el aprendizaje del estudiantado que lleva, sin contar la Semana Santa, 11 días sin asistir a clases. LP


Share on Google Plus

Comentarios