Pymes de Ometepe buscan mejorar calidad en sus servicios


Un vertiginoso crecimiento y la modernización de sus infraestructuras turísticas se viven en la Isla de Ometepe. "La intensión de este esfuerzo es consolidarnos como destino turístico y captar turistas de mayor capacidad adquisitiva y ser competencia de Tola, San Juan del Sur, Granada y Occidente", explicó el propietario del hotel Charco Verde, Rubén Rivera.




La renovación de plantas turísticas crece con gran auge a partir del 2012 y se ha extendido al turismo comunitario, servicios de bares y restaurantes, y hoteles que buscan elevar su rango de estrellas, asegura Rivera, quien además es coordinador en el Gabinete de Turismo de la Isla de Ometepe.

"Como parte de los efectos de este proceso de modernización de plantas turísticas y diversificación de la oferta, en dos años hemos pasado de 800 a 1,000 camas, y ya disponemos de ocho hoteles con calificación de una a tres estrellas que disponen de 80 habitaciones, y la estrategia es seguir creciendo en este segmento”, explicó.

Destacó que algunos hoteles, como Villa Paraíso, La Omaja Totoco, El Ceibo y el naciente Nicaraús, han incluido en su oferta la instalación de piscinas. "Otras pequeñas y medianas empresas, pymes, que ofrecen servicios de bebidas, gastronomía y alojamiento están obligadas a diversificar su oferta y atractivos; como ejemplo mencionó a El Ojo de Agua, que se trasformó en un restaurante.

UN CENTENAR DE PYMES

El empresario precisó que las pymes dedicadas a ofertar servicios turísticos ya suman un centenar y entre las ofertas se encuentran canopy, alquiler de motocicletas y bicicletas, avistamiento de aves, museos, destinos de sol y playa, kayak, senderismo por los volcanes Concepción y Madera, cabalgatas, visita a la cascada y piscina natural (Ojo de Agua) y un novedoso mariposario.

Dijo que en el 2013 a la Isla de Ometepe arribaron 62 mil turistas, de los que 44 mil fueron extranjeros, principalmente del este de Europa, Estados Unidos y Canadá, y aseguró que con 500 habitaciones que actualmente están disponibles tienen capacidad para recibir cómodamente 500 turistas por día.

Paralelo al proceso de crecimiento y modernización de las estructuras turísticas, crece el empleo, “porque hace dos años existían unas 500 plazas de trabajo, ahora sumamos más de 800; las turoperadoras interesadas en ofertar Ometepe ahora son 25, y en 2012 era la mitad”, preciso.

EN LAS FALDAS DEL MADERA

El desarrollo que experimenta el sector turístico se visualiza con mayor intensidad en las faldas del volcán Madera, el enclave de Charco Verde, playa Santo Domingo-Istiam y el casco urbano de los municipios de Moyogalpa y Altagracia.

"Cuando me propuse a iniciar el negocio hace 20 años, mis amigos me decían que estaba loco, pronosticaban que nadie me visitaría, porque no había telefonía ni internet, tampoco carreteras ni ferrys, y ya ves, hoy hotel Villa Paraíso, ubicado frente a la playa en Santo Domingo, recibe entre 80 y 90 turistas al día, genera 40 empleos, es punto de referencia y nos hemos visto obligados a construir una piscina en el local y otra en un área verde, con una inversión de 45 mil dólares", señaló el doctor Carlos Flores.

MAYOR PODER ADQUISITIVO

Para el hotelero, las miras apuntan a un turismo con mayor poder adquisitivo, debido al proyecto del canal interoceánico y la puesta en marcha del nuevo aeropuerto de Ometepe, el cual, asegura, poco a poco dará los resultados esperados por su gremio.

Entre las nuevas ofertas que han florecido se encuentra el hotel Nicaraús, ubicado en Moyogalpa. Según su administrador, Maynor Flores, la inversión fue de medio millón de dólares y fue inaugurado en septiembre del 2013, con capacidad para 28 personas, que pueden disfrutar de televisión por cables, servicio de piscina y bar y restaurante; su meta es crecer en habitaciones y construir un auditorio.

En el mismo casco urbano de Moyogalpa, una antigua casa hacienda abrió sus puertas a los turistas este año. Se trata del restaurante y hospedaje Viejo Jade.

Doña Ana Mercedes Cordero, gerente del Viejo Jade, aseguró que el local de techo de tejas y paredes de concreto y madera está en proceso de restauración, porque permaneció cerrado por ocho años, pero ya dispone de 14 habitaciones.

Moisés Ghitis, de museo El Ceibo, recuerda que hace siete años decidió abrir su museo de piezas precolombinas y monedas por recomendación de amigos que llegaban a visitarlo con turistas interesados en apreciar su colección, “y al inicio llegaban tres turistas al mes, pero nunca me desanimé y hoy hasta me vi obligado a edificar un hotel con piscina y hacer mejoras, porque el turismo cada vez es más exigente".

Aseguró que el hotel tiene un año de estar funcionando y su inversión fue de 400 mil dólares, e incluye sistema de riego subterráneo, acceso a playa y ocho habitaciones dobles.

En el enclave de Charco Verde, el hotel que lleva el mismo nombre también avanza, para ostentar el rango de hotel tres estrellas, y en la misma zona, hotel Finca Venecia está ampliando sus instalaciones, para tener capacidad de alojamiento para 70 personas, y en años anteriores extendieron el restaurante e instalaron sistema de duchas, según informó el gerente, Aníbal Espinoza Rodríguez.

Hoteles como Villa Paraíso, La Omaja Totoco, El Ceibo y el naciente Nicaraús han incluido en su oferta la instalación de piscinas. Radio Ometepe / END

Share on Google Plus

Comentarios