Más de 100 mil nicas se esperán entren al país procedentes de Costa Rica

Costa Rica inició desde mediados de noviembre un operativo de control migratorio para garantizar la salida ordenada de más 200,000 personas de su territorio —alrededor de la mitad de ellos de nacionalidad nicaragüense— quienes vacacionarán fuera del país durante Navidad y fin de año.
Durante dos meses la Dirección General de Migración y Extranjería aumenta la vigilancia policial en sus fronteras y aeropuertos, sobre todo el puesto fronterizo de Peñas Blancas, por donde saldrán la mayoría de los nicaragüenses a vacacionar; según la directora de la entidad, Kathy Rodríguez.
También aumenta el personal en ventanilla para garantizar el fluido tráfico, como en Peñas Blancas donde en días picos salen hasta 9,000 nicaragüenses; y el aeropuerto internacional Juan Santamaría, en el centro del país.
24 horas para el 24 de diciembre, así como para los días el 2 y 3 de enero el puesto fronterizo de Peñas Blancas permanecerá abierto.
La proyección del movimiento de este año es con base en las cifras registradas en otros años, añadió Rodríguez, quien aseguró que el 85 por ciento de las salidas en Peñas Blancas son nicaragüenses que reingresan a Costa Rica en enero para incorporarse a sus trabajos.
Unas 15,000 salidas en este puesto migratorio son de parejas de nicaragüenses o hijos de inmigrantes nacidos en Costa Rica, quienes llevan una vida estable en ese país y van y vienen durante la época, de acuerdo con Rodríguez.
El operativo de controles en el caso de Peñas Blancas y Los Chiles, las dos fronteras habilitadas con Nicaragua, serán entre el 15 de noviembre y el 15 de enero de 2015; lo cual incluye enviar personal de la Policía Profesional de Migración desde San José, la capital.
Desde el 15 de noviembre y hasta el 15 de enero Migración lleva a cabo operativos en la frontera con Nicaragua y la institución incluso moviliza personal de San José a la frontera entre Nicaragua y Costa Rica. LA PRENSA

Share on Google Plus

Comentarios