Vientos fuertes, golpean el turismo

Los fuertes vientos de los últimos días interrumpieron temporalmente el cronograma de visitas de cruceros que arriman a las costas del océano Pacífico con turistas en esta época y también han causado que más de 300 viajeros por día dejen de llegar a la isla de Ometepe.

“El arribo del crucero Serenissima, que atracaría en San Juan del Sur, fue cancelado a causa de los vientos. Desde el 4 de enero este barco intentaba llegar y estuvo fondeado frente a la bahía, pero por el intenso oleaje y ante la falta de un muelle, no pudieron bajar unos 150 cruceristas y se movió hacia Corinto”, aseguró Leonardo Torres, presidente de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística, Cantur.

Para los días 9, 10, 22 y 28 de enero estaba planificada la visita de los cruceros Serenissima, Statendam e Island Princess. Estos, se prevé, harán estación en los puertos de San Juan del Sur y Corinto.

“Ya el primero nos canceló; son cruceros de empresas norteamericanas y europeas con más de mil pasajeros. Lo que hacen estos capitanes es pedir la información meteorológica de todos los puertos donde se anclan, para ver si los cruceristas bajan. Seguro de Estados Unidos les advirtieron de la amenaza de los vientos. Esperamos que la situación sea temporal”, confió Torres.

ES TEMPORADA BAJA

Torres indicó que las afectaciones al turismo debido a los vientos serán cuantificadas en los próximos días, aunque estima no serán muchas porque las empresas turísticas están en la etapa de preparación, ante el inicio del verano y aún no arranca la temporada alta.

“Hemos tenido serios problemas en la isla de Ometepe, donde debido al fuerte oleaje provocado por los vientos y ante la declaratoria de alerta amarilla por parte de las autoridades, la Fuerza Naval y la Portuaria, suspendieron las salidas diarias del ferri y otras embarcaciones, pero lo hacen sin ninguna programación”, comentó Torres.

Agregó que el ferri usualmente tiene tres salidas diarias y en cada viaje se transportan un poco más de cien turistas, lo que representa al menos 300 visitantes afectados por día.

URGENCIA DE UN MUELLE

Por su parte, Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo, comentó que los fuertes vientos podrían afectar a empresas que se han preparado para la llegada de los cruceristas.

“Cuando tenemos estos vientos los cruceros pasan de largo. Eso ya nos ha pasado en otras ocasiones, dado que no tenemos en San Juan del Sur un muelle donde los barcos puedan atracar. Eso nos causa un perjuicio grande, especialmente a las empresas que se preparan para recibir a esos turistas”, lamentó Valenti.

En tanto, Sylvia de Levy, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua, Canatur, expresó que “este año 2015 es urgente la necesidad de impulsar un plan para remodelar el puerto de San Juan del Sur, para que los cruceristas puedan bajar”.

Ante la falta de dicho muelle, los cruceros que llegan a San Juan del Sur anclan a pocos metros de la playa, donde los turistas son recibidos por pequeñas embarcaciones que los trasladan a tierra, y es ahí donde los viajeros corren peligro debido a los fuertes vientos.

Valenti también expresó que los cortes de energía eléctrica provocados por los vientos, también afectan al sector turístico.

MEJOR SERVICIO

Igualmente, Sylvia de Levy considera correctas las medidas de prohibir la navegación en la isla de Ometepe, pero llamó a las autoridades a tener una comunicación más fluida con los visitantes.

“Son medidas de seguridad que deberían comunicarse de forma ordenada. Las autoridades podrían establecer una mejor comunicación y un buen servicio de información allí en el puerto de San Jorge, Rivas, para que las personas que viajan no se queden esperando en el muelle sin saber cuándo saldrá nuevamente el ferri rumbo a la isla”, recomendó de Levy. END

Share on Google Plus

Comentarios