Cien millones de filipinos verán pelear a Pacquiao

Un semidiós con los puños cerrados: eso es para muchos Manny Pacquiao en Filipinas, el país del púgil, que seguirá con la máxima expectación el “Combate del Siglo” este fin de semana contra el estadounidense Floyd Mayweather en Las Vegas.
Las calles del archipiélago de algo más de 100 millones de habitantes, desde la capital Manila a las regiones rebeldes del sur, se vaciarán durante la pelea, que tendrá lugar en la mañana del domingo en Asia.
La población local es fervientemente católica, pero ese domingo las iglesias serán cambiadas seguramente por los bares, los cines o las pantallas gigantes que se instalarán en el país para que los compatriotas de ‘Pacman’ puedan animarle desde la distancia.
En los días previos al combate la imagen de Pacquiao es omnipresente en Filipinas, en paneles gigantes junto a las carreteras, camisetas, muñecos o sellos. Casi todo vale para añadir la cara del ídolo del deporte nacional.
“El mundo se parará el domingo. Estamos muy nerviosos”, afirma Glenn Yago, un conductor de Manila.
En la isla de Palawan (sudoeste), la cooperativa eléctrica ha pedido a la población que aplacen el uso de sus lavadoras o planchas el domingo para ahorrar electricidad y que no se produzcan cortes en la señal de televisión.
“La verdad es que el 3 de mayo (el combate es el 2 en Estados Unidos), Palawan podría quedarse corta en megavatios. Algunas líneas eléctricas podrían caerse”, teme el director de la compañía.
Puerto Princesa, la capital de Palawan, sufre diariamente cortes de dos a tres horas de cortes de electricidad por las insuficientes infraestructuras en la isla.
Pero esos temores y problemas no restan intensidad a la ‘Pacquiaomanía’, que también se ha apoderado de los habitantes de Palawan y en Puerto Princesa se instalará una pantalla gigante, patrocinada por dos candidatos a las elecciones locales, que tienen lugar la próxima semana.
En Santa Catalina (sur), donde independentistas musulmanes sembraron el terror hace dos años, hay pueblos que han hecho reservas de generadores alternativos para poder seguir la pelea, ya que en la zona los cortes habituales son de seis horas diarias. LP

Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: