Hallan evidencias arqueológicas de producción de sal en Nicaragua

El primer tazón intacto para la producción de sal en Nicaragua fue hallado durante la excavación arqueológica de pre-construcción en Brito, zona de cara al océano Pacífico, informó a principios de febrero la concesionaria del Gran Canal Interoceánico, HKND Group, de Hong Kong.
Foto: Web
La vasija fue empleada para la cocción de sal en fogones mediante la evaporación de agua marina, aseguran los expertos que participan en los estudios arqueológicos en la ruta de la futura vía acuática, iniciados el 30 de noviembre.
El alisado interno de los tazones del nuevo tipo evitaba que los granos de sal traspasaran las paredes de la cerámica mientras que el exterior poroso facilitaba la filtración de agua, expusieron.
La elaboración de estos recipientes utilitarios por los pueblos autóctonos de Nicaragua empleó técnicas de enrollado, consistentes en envolver hebras de arcilla húmeda o cuerdas en círculos para formar el receptáculo.
En total encontraron cerca de tres mil piezas, entre las que se incluyen fragmentos de Luna Policromo, un tazón grabado tipo Castillo y el referido dedicado a la elaboración de sal, los cuales son exclusivos de América Central.
Todos los artefactos serán entregados al Gobierno de Nicaragua después de su registro, aseguró HKND.
Los trabajos arqueológicos de pre-construcción para el Canal Interoceánico de Nicaragua continúan en la zona de Brito, enclavada en el departamento de Rivas (extremo sur).
Con la concesionaria china colabora un equipo nicaragüense, liderado por el eminente arqueólogo e historiador Patrick Werner, y en el que participan el Consejo Nacional de Universidades y la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua).
El objetivo apunta a continuar las excavaciones e investigaciones, a partir del estudio arqueológico preliminar realizado por la compañía británica ERM como parte del Estudio de Impacto Ambiental y Social (EIAS), aprobado por el Gobierno a principios de noviembre.
También están en conformidad con las recomendaciones del EIAS y el Plan de Manejo Arqueológico del proyecto canalero.

El canal unirá los océanos Atlántico y Pacífico a través de un trazado de 276 kilómetros, que atraviesa el Gran Lago de Nicaragua o Cocibolca, y debe estar concluido cinco años después de iniciadas las obras principales (excavaciones y esclusas).

Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: