Medidas de seguridad de la Fuerza Naval, pueden retrasar tu viaje a Ometepe

Las nuevas medidas de seguridad requeridas por la Fuerza Naval, sumado a las normas de la Empresa Portuaria Nacional (EPN), en San Jorge, han incomodado a varios que a veces no logran subir a tiempo a los barcos y se quedan con el boleto en la mano.
De acuerdo con un poblador que se identificó como Martín Aguirre Tijerino, el domingo quiso viajar por la mañana a Ometepe y llegó faltando 15 minutos para que saliera el ferri de las 10:30 a.m., pero el guarda le indicó que si no compraba el boleto no podía ingresar.
“Me tocó hacer una fila como de diez minutos, luego tuve que dar todos mis datos y cuando me dejaron pasar los de la Naval dijeron a la embarcación que ya era hora de salir y que ya estaban en su capacidad y no dejaron pasar a nadie más, me tocó ir a devolver el boleto y cambiar la fecha del viaje”, indicó Aguirre.
LA PRENSA trató de conocer la versión de las autoridades portuarias y de la Fuerza Naval, pero dijeron que no estaban autorizados a dar entrevistas.
Otro ciudadano, que únicamente dijo que era de Moyogalpa, indicó que los que resienten más las medidas son los pobladores que llevan carga y no andan dinero para pagar un acarreador de sacos, pues tienen que caminar más de doscientos metros con la carga a cuestas, porque los taxistas por no pagar el ingreso a la terminal portuaria, los dejan afuera.
Una fuente de la Fuerza Naval afirmó que únicamente están dando zarpe a los barcos en los horarios establecidos por la Dirección General de Transporte Acuático y que cumplan con los requisitos de navegación.
Verifican que todos los pasajeros tengan su chaleco salvavidas, que vaya la cantidad de pasajeros autorizada para la embarcación y que no se exceda de carga el barco.
A LLEGAR A TIEMPO
Cipriano Quiroga, propietario del ferri El Che Guevara y de la lancha Estrella del Sur, dijo que hay muchas medidas a las que los usuarios no estaban acostumbrados. “Antes el que llegaba con las completas a subirse al barco no tenía problema, pasaba directo al muelle, subía, compraba el boleto dentro del barco, se le anotaba y viajaba tranquilo, ahora tiene que pasar primero comprando el boleto como a 220 metros antes de llegar al barco y antes de subir debe llenar su formulario de viaje y si llega con las completa, se queda”, dijo.
Con respecto a las reservaciones, Quiroga dijo que la mayoría se hacen por teléfono y son de vehículos y los boletos se compran al llegar a San Jorge. Pero con estas nuevas normas los que hacen reservaciones tienen que llegar con tiempo para hacer todos sus trámites. LP

Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: