El mundo del deporte y la política llora a Muhammad Alí

El Chocolatito y muchas más personalidades se expresan en las redes sociales tras el fallecimiento de Ali.



"Es la figura más transformadora de mi era, desde luego. Hizo incluso más que Martin Luther King por cambiar las relaciones raciales y la opinión de la gente. Fue un privilegio y un honor para mí conocerlo y asociarme con él", dijo Bob Arum, promotor de 26 combates de Alí.
Ali enciende antorcha olímpica en los juegos de Atlanta 86

"Alí, Frazier y Foreman éramos un solo hombre. Una parte de mí se ha perdido. 'La pieza más grande''', tuiteó George Foreman, rival de Alí en el combate "Rumble in the Jungle".

Por su parte, el boxeador Oscar de la Hoya, que ganó títulos en seis categorías de peso diferentes, señaló: "Muhammad Ali es una leyenda y uno de los atletas más celebrados del mundo, el combatiente que introdujo la era dorada del boxeo y puso el deporte en el mapa. Allanó el camino para luchadores profesionales, incluido yo, elevando el boxeo para convertirlo en un deporte seguido por millones de personas en hogares de todo el mundo".

"Hoy perdimos un gigante. El boxeo se benefició de los talentos de Muhammad Alí, pero no tanto como la humanidad se benefició de su cualidad humana. Nuestros corazones y plegarias son para la familia Alí. Que Dios les bendiga", dijo el boxeador Manny Pacquiao, campeón en ocho categorías de peso.

"Pasar la antorcha olímpica a Muhammad para encender el pebetero en los Juegos de Atlanta en 1996 fue el momento definitorio de mi carrera, y un recuerdo que atesoraré por siempre, tanto como las medallas que gané. Como deportistas olímpicos, nuestra labor es inspirar a otros para cumplir sus sueños, y nadie ha ejercido más ese papel que Muhammad Alí", comentó la nadadora Janet Evans.

En tanto, Don King, promotor de los combates "Rumble in the Jungle" y "Thrilla in Manilla, acotó: "Sin duda, su legado es uno que desafió las probabilidades porque defendió aquello en lo que creía y cuando se le puso a prueba asumió un daño personal en lugar de ir contra sus creencias y aquello que defendía".

"Estamos orgullosos no sólo de llamar a Alí miembro del Equipo de Estados Unidos, sino campeón olímpico. Con un coraje y una determinación sin parangón, dejó un legado que seguirá inspirando a generaciones de estadounidenses en los años venideros", dijo Scott Blackmun, director general del Comité Olímpico de Estados Unidos.

El mandatario de los Estados Unidos, Barack Obama, dijo que Alí fue un campeón que "luchó por lo que era justo". El ex campeón de la categoría peso pesado, que murió este viernes luego de luchar durante años contra la enfermedad de Parkinson, fue "un hombre que luchó por nosotros", señaló Obama.

"Su lucha fuera del ring le costó el título y su estatus público. Aquello le hizo ganarse enemigos por doquier, ser agraviado, y casi ser enviado a la cárcel. Pero Ali se mantuvo firme. Y su victoria nos ayudó a acostumbrarnos a la nación que reconocemos hoy", resaltó el jefe de Estado.

El ex presidente estadounidense, Bill Clinton, también se expresó tras conocer la noticia de la muerte del boxeador: "El fallecimiento de Muhammad Alí nos entristece a Hillary y a mí. Desde el día en que ganó la medalla de oro olímpica en 1960, los aficionados al boxeo de todo el mundo supieron que asistían a una mezcla de belleza y gracia, velocidad y fuerza, que quizá nunca llegue a igualarse. Le vimos crecer desde la descarada confianza de la juventud y el éxito a una madurez llena de convicciones políticas y religiosas que le llevaron a tomar decisiones difíciles y vivir con las consecuencias". INFOBAE

Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: