Lanzan a una mujer a una hoguera para “liberarla del demonio”

Con quemaduras en el 50 por ciento del cuerpo resultó la joven Vilma Trujillo García, de 22 años, de la comarca Cortezal, jurisdicción del municipio de Rosita, donde presuntamente la lanzaron a una hoguera para liberarla del demonio.
Vilma Trujillo García fue llevada de Rosita a Bonanza para tomar el avión que la llevó a Managua y recibir atención especializada. LA PRENSA/CORTESÍA H. JARQUÍN
La anterior información la conoció el pastor Sabas Calderón Tobares, de la iglesia evangélica en el Distrito de Rosita en el Caribe Norte, a quien una tía de la muchacha le brindó detalles de lo ocurrido.
Según Calderón, la tía de la joven le refirió que pensaban que Trujillo estaba endemoniada y que con un machete intentó agredir a los miembros de la iglesia de la comunidad de Cortezal.
Una de las mujeres miembro de la congregación de la iglesia le dijo al pastor Juan Rocha que Dios le reveló que para purificar y sacarle el demonio a la muchacha debía ser lanzada a la hoguera, comentó la tía al pastor Calderón Tobares.
El religioso agregó que unos líderes de la iglesia de la comunidad de Suklin Tingni fueron hacia la comunidad de Cortezal para realizar las investigaciones y determinar si hay participación del pastor de la iglesia Juan Rocha, porque no se sabe si fue la congregación o el pastor quien llevó a cabo esa acción.
Si las investigaciones señalan la participación del pastor, una de las medidas que tomará el presbítero del Distrito de Rosita es la expulsión de la congregación, ya que esas prácticas no existen en la iglesia, comentó Cortezal.
Agregó que si hay participación del pastor este deberá enfrentar la Ley, pero insistió en esperar las investigaciones, ya que para llegar a esa comunidad son como 12 horas de viaje.
Vilma Trujillo García fue atendida en el Hospital Rosario Pravia Medina de Rosita, donde llegó el miércoles después de 30 horas de haber sido quemada.

El doctor David Saravia, director del hospital de Rosita, dijo que Vilma Trujillo García llegó con más del 50 por ciento del cuerpo quemado y con deshidratación. Fue atendida por el personal del centro asistencial y luego remitida al Hospital Lenín Fonseca de Managua para recibir atención especializada.

No se pudo tener mucha información sobre los hechos, ya que la joven se mostró poco cooperadora, dijo el doctor Saravia.
La Policía aún no se pronuncia sobre este hecho.

Fuente: LA PRENSA

Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: