Veraneantes pueden afectar el medio ambiente

Los residuos sólidos generados por los miles de turistas que abarrotan los diferentes balnearios del país durante la Semana Santa podrían producir impactos negativos sobre el ecosistema marino y costero, afirma un especialista. 

Peltier Barahona, biólogo nicaragüense, destaca que entre los problemas medioambientales generados por la basura no recolectada apropiadamente están los brotes de plagas. 
“Muchas personas que van a los balnearios dejan restos de comidas y eso genera pequeños brotes de plagas de zancudos y de hormigas en las zonas costeras”, y explica que el agua estancada puede provocar que al menos en siete días se produzca una plaga de zancudos, en cambio, en solo uno o dos días se puede generar una plaga de hormigas en busca de residuos de alimentos. 
La basura que es tirada en las playas desencadena focos de contaminación que afectan no solamente el agua química o físicamente, sino que también afecta la fauna marina. 
“Muchos peces, aves, tortugas y delfines terminan comiéndose gran parte de eso”, puesto que los confunden con otros peces, ya que con el sol brillan y hacen parecer como que es piel de pescado, de esta forma se intoxican y mueren, explica Barahona. 
Otro problema que destaca el especialista es la sobrepoblación de algas y la contaminación de aguas en los esteros, que son “aguas semiestancadas”, provocados cuando un estero congrega los contaminantes que la gente le tira en la parte alta de la cuenca. 
Óscar Salinas, encargado de incidencia ambiental en Jóvenes Ambientalistas, agrega que la contaminación acústica es también elevada en estos días por la cantidad de fiestas que se realizan a orillas de la playa.

Recolectar la basura

Si bien la basura que se genera en los balnearios es en primera instancia responsabilidad individual de cada veraneante, también es necesario el diseño de un sistema de recolección y tratamiento de residuos en cada balneario. 
“Si esto no ocurre, se satura el sistema y la gente deja basura incluso en lugares donde tengan recipientes (para almacenar la basura) porque la frecuencia de la recolección no es idónea”, destaca el biólogo.   
Por ejemplo, durante Semana Santa en San Juan del Sur se triplica la cantidad de residuos en relación a los demás días del año, pasando de cinco toneladas generadas diariamente a alrededor de 19, según información de los servicios municipales de San Juan del Sur, citados por Barahona en su Plan Integral de Manejo de Residuos Sólidos para dicho municipio en el año 2010. 
De hecho, San Juan del Sur es uno de los destinos con mayor afluencia de turistas en esta temporada de verano. Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), expresó en conferencia de prensa que alrededor de 350 mil visitantes se reciben cada año durante la Semana Mayor en este balneario.  
Y a nivel nacional, Valenti estimó que dos millones de turistas nacionales se desplazarán por diferentes destinos del país, sin incluir a los turistas extranjeros que se proyecta sean 70 mil. 

Monitoreo de playas

El movimiento ambiental Jóvenes Ambientalistas planea realizar durante esta Semana Santa un monitoreo en 11 diferentes playas del Pacífico, con el fin de descifrar el tratamiento que se le da a los desechos sólidos. 
El monitoreo incluye los comportamientos de la población en cuanto a la manipulación de la basura, como la forma en que los negocios están cumpliendo las normativas ambientales para recolectar estos desechos. 
También recibirán denuncias de negocios que estén vendiendo especies en veda, como camarón del pacífico y langosta del caribe, así como huevos de tortuga, iguanas y chocoyos. 

Recomendaciones

Las recomendaciones básicas que propone la organización de Jóvenes Ambientalistas para los veraneantes es que se informen sobre los depósitos de basura que se encuentran en la playa a la que asisten, que viertan los desechos en dichos depósitos o los recolecten, que no consuman especies vedadas o en peligro de extinción y que reporten los casos de comerciantes que vendan este tipo de especies. 
Barahona por su parte, propone que las Alcaldías en conjunto con los usuarios y dueños de negocios, “deberían tener pláticas y acercamientos para coordinar el proceso de manejo de residuos ante la saturación de personas”. 
Otra estrategia que se podría utilizar es que los dueños de negocios indiquen a sus clientes los lugares destinados a recolección de basura y medidas para mantener las playas limpias. 
END

Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: