Siete muertos y dos desaparecidos en Nicaragua por fuertes lluvias

Dos personas más pasaron a la lista de víctimas mortales provocadas por las lluvias, que además dejaron a familias con sus casas anegadas debido al desborde de ríos y afectaciones en la infraestructura vial.


Las hermanas Paula y Vicenta Tórrez Martínez intentaron cruzar el río La Casquita, en el municipio de Waslala, en el Caribe Norte del País, pero fueron arrastradas por las corrientes.

Rosario Murillo, vicepresidenta designada por el Consejo Supremo Electoral, expresó que los cuerpos de las hermanas Tórrez Martínez estaban siendo buscados por los comunitarios y el Comité Municipal de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Comupred).

Cabe mencionar que las hermanas eran hijas de Francisco Tórrez, quien el pasado 8 de agosto se ahogó en el mismo río.


Teustepe fue afectado

A un costado de las ruinas del puente de Teustepe, los pobladores esperan que atraque una pequeña panga, que desde la mañana del viernes les ha servido para cruzar el río Malacatoya en busca de alimentos, agua o para ir a sus trabajos.

La madrugada del jueves el caudaloso río arrancó el puente y dejó incomunicada la ciudad y a varias comarcas.

A ambos lados del río, los pobladores esperan la panga sobre unos pequeños muelles improvisados con llantas y trozos de árboles. Damaris González, temerosa y con paso tambaleante, subió al bote que la llevaría hasta su casa en Teustepe.

“Está muy bien (la panga), porque las personas que no teníamos lo esencial para nuestras casas ya pudimos salir (de la ciudad). Hoy (ayer) pude salir a comprar la materia prima, para mi negocio de tajadas y así seguir trabajando”, comentó González.

En el lugar, la maquinaria pesada y trabajadores del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) trabajan para habilitar un puente temporal que, según los pobladores, quedaría habilitado el viernes mismo, pero hasta el cierre de esta edición, aún no estaba concluido.

Asimismo, se trabaja para reconstruir el puente que arrancó la corriente de agua. Mientras tanto, la panga trasladaba a los pobladores de 15 en 15, de una orilla a otra del río Malacatoya.

Según el poblador Jerson Aráuz, la caída del puente fue un “boom”, para los pobladores de Teustepe. “Estábamos incomunicados, no teníamos agua, no teníamos luz, no teníamos teléfonos.

Gracias a esto podemos salir (…). La idea de la barcaza fue perfecta y el apoyo que nos está dando el Gobierno”, agregó. Esa misma corriente que “cortó” el puente de un tajo, dejó anegadas unas 10 viviendas en la comunidad El Quebracho, Teustepe, donde los pobladores tuvieron que autoevacuarse desde la noche del jueves.

El viernes, la ayuda para los damnificados empezó a llegar a la ciudad de Boaco.

La Prensa

Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: