sponsor

sponsor

Noticias de Rivas

Nacionales

Internacionales

Turismo

Deportes

Empresariales

Crisis Nicaragua

» » Estos son los balnearios más peligrosos del verano 2018

El Trapiche encabeza el listado de los lugares de veraneo donde más personas han perdido la vida en los últimos tres años en Semana Santa, seguido por Xiloá, Pochomil y San Jorge, esto según los datos de Cruz Roja Nicaragüense.
Fuente: END
“No hay playas peligrosas, lo que hay son personas imprudentes. El Trapiche es uno de esos lugares emblemáticos, con gente que se lanza al agua en estado de ebriedad. Así muchos han perdido la vida”, señala el buzo y experto en seguridad acuática, Juan Ramos, voluntario de Cruz Roja.
Indicó que Pochomil con su triángulo de la muerte es otro punto donde los rescates son continuos, ya que ahí convergen corrientes que halan al bañista al interior del océano. La persona pronto se cansa, entonces el pánico se apodera del bañista, pierde el control y sobreviene la muerte.
“Soy enfático en esto: el mar no es para nadar, es para bañarse en la orilla. Si usted no está entrenado para entrar a estas aguas, le recomiendo que no se meta más allá de la cintura, porque más allá las olas te levantan y al perder contacto con el fondo comienza a ser víctima del flujo y reflujo, que absorbe a las personas mar adentro”, comentó Ramos, señalando que siempre hay quienes se creen expertos nadadores y esos son los que engrosan la lista de los ahogados de la temporada.
Dos playas que representan mucho riesgo son El Tránsito, que además del oleaje tiene varias zonas pedregosas; y San Diego, muy respetada porque en esta última se entrecruzan cuatro corrientes e incluso a los guardavidas les cuesta salir del agua.
“Casares tiene un extremo pedregoso y hay mucha ola. En El Velero, Miramar y El Tránsito hasta Nagarote, la fauna, como la llamada agua mala, varía según la época del año, también pueden registrarse picaduras por rayas, que es algo común, porque ellas se meten en la arena y cuando la gente las pisa estas actúan defendiéndose. Pero estas no son mortales, pero eso no es en todas las playas”, explicó Ramos, quien dijo que en las playas de Nicaragua, en sus cuarenta años como especialista, nunca ha rescatado a alguien por mordedura de tiburón.
“En Las Peñitas, en León, es complicado por ser pedregoso y sus olas son violentas, siendo más recomendable el estero donde es muy seguro. Igual sucede con San Diego, donde hay muchas corrientes. En El Tránsito, en su lado izquierdo, está la zona donde se ve una cruz,  es muy rocoso y el mar es bravo. En 2001 hicimos rescate de siete personas a la misma vez, así que no deben acercarse a ese punto”, describió Ramos.

Advirtió que el primer error que comete el bañista es no investigar el lugar, si es hondo, si hay ramas, vidrios u otras cosas y solo entra. Incluso hay grupos religiosos que terminan con ahogados por eso y solo se meten al agua sin saber nada y hace varios años tuvimos a siete ahogados en Belén, Rivas.

“Hay que saber la técnica, dejarse a la deriva por un momento y con el oleaje salir, algo que el bañista común y corriente desconoce cómo hacerlo. Todos podemos nadar pero el mar tiene mucha maña y debe respetarse. Incluso en los lagos la gente se confía demasiado, se mete muy adentro, en el caso de la laguna de Apoyo, que igual que Xiloá, son lagunas cratéricas y hay poca playa. Hay que tener cuidado, en especial los niños y quienes no saben nadar, porque dos pasos más y puede ser muy profundo”, alegó el especialista en rescate. 
El director general de Cruz Roja, Auner García, destacó que su institución tiene personal muy bien entrenado para enfrentar las dificultades ante un rescate.  Aunque el problema principal es que los bañistas no acatan nuestras instrucciones y la situación se agudiza en las playas más concurridas.
“Pochomil es una de estas, porque entran 20 mil personas cada día de la Semana Mayor. Nuestro personal tiene que jugársela para hacer acciones preventivas, saber si hay personas en peligro y hacer rescates múltiples. El grado de complejidad está en que los veraneantes acaten las instrucciones del personal de socorro”, comentó García.
EL NUEVO DIARIO

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios: