A pesar de que este año ha sido de crisis sociopolítica, que a su vez ha afectado la economía de todos los sectores del país, la venta de pólvora ha sido aceptable, aseguraron comerciantes consultados por El Nuevo Diario.
La mañana de este 31 de diciembre, los distintos sitios autorizados para la venta de pirotecnia en Managua estaban muy concurridos.

Optimistas por las buenas ventas del 24 de diciembre, los comerciantes esperan vender la mayoría de sus productos este último día del año, a pesar que esta última semana subió el precio de ciertos productos.

En el  mercado El Mayoreo hay al menos 10 negocios autorizados para la venta de pólvora.

José Alonzo, vendedor en uno de ellos, afirmó que las luces de bengala y las bombas se están vendiendo más y por eso el precio ha subido en comparación al 2017.
En el caso de las bombas, las cajas pasaron de 210 córdobas en 2017 a casi 260 este año.

En los puestos ubicados en el sector de Tiscapa, este lunes había mucha afluencia de compradores.

Henry Flores, otro de los comerciantes, aseguró que las bengalas y los paquetes de triquitracas aumentaron de precio por la escasez y la  mucha demanda.

Flores dijo que este año les faltó mercadería y que ha vendido mucho menos que en 2017.

Mely Jarquin, revendedora de pólvora, afirmó que ha comprado la pólvora más cara que en 2017. Como ejemplo mencionó que una carga cerrada la ofrece en 30 córdobas, 5 córdobas más que el año pasado. A pesar de eso, indicó que sus ventas han sido aceptables.

Fuente: END