Managua recibe a San Diego de Alcalá, patrono de Ometepe

Los devotos en Managua de San Diego de Alcalá, recibieron este domingo en Sabana Grande, a la imagen del Santo Patrono de la isla de Ometepe. Con mucho canto, baile y alegría, los creyentes dieron una muestra de verdadero fervor religioso, durante una pequeña peregrinación que busca los favores del Santo.

El padre Fernando Téllez, párroco la iglesia San José en Sabana Grande, dijo estar feliz por la respuesta que dieron los fieles de la localidad, a la a la actividad religiosa de los hermanos de Ometepe, pues estos últimos, son "gente humilde y sencilla, llena de piedad".

"Agradezco esta disponibilidad de esta gente nuestra de Ometepe que (...) han decidido recorrer tantos kilómetros, atravesar agua y tierra para llegar a esta Sabana y participar con nosotros de la devoción a San Diego de Alcalá", agregó el religioso.


Por su parte, Manuel Hammilton Silva y Monje, historiador ometepino, recordó  que la figura de San Diego de Alcalá, ha recorrido Nicaragua desde 1613, cuando los Franciscanos introdujeron el evangelio al país.


"Trajimos a San Diego, para un intercambio, porque yo también me siento 'sabanandagrandeño', y para estar un día alegre aquí en Sabana Grande, porque es un pueblo hermoso y sin fin, porque desde ayer vengo caminando y no se donde termina", indicó.


Fieles se contagian de alegría con la visita de la imagen


Los fieles devotos de San Diego de Alcalá, tanto Ometepinos residentes en Sabana Grande, como los procedentes de Managua, se contagiaron del fervor de los isleños peregrinos.


José Félix Mora Espino, un ometepino que reside en Sabana Grande desde hace más de 50 años, se declaró fiel devoto de San Diego de Alcalá y de los santos católicos y compartió, muy conmocionado, su felicidad por la visita del Santo Patrono.


"Es una buena alegría todo eso, recibo a San Diego con lo más lindo que tengo en mi Señor Cristo, que es el poderoso, aquí vivimos las alegrías de esta iglesia, aquí venimos todos los domingos", manifestó.


Asimismo, Benita del Carmen Hernández, quien procede de la isla, dijo que "es bien alegrísimo, lo recibo con todo mi corazón aunque yo ya no lo pueda acompañar, pero les deseo feliz viaje a los que lo van acompañando yo estoy sufriendo porque esto es alegre y a mi me gusta bailar".


"Nosotros nos estamos alegrando porque hasta ahora nos vino a visitar aquí a Sabana Grande, nos sentimos alegres, toda la comunidad nos quedamos alegres y con las ganas de que tal vez otra vuelta nos venga a visitar", añadió Guillermina Poveda, también devota del Santo.


La imagen de San Diego de Alcalá, visitó por primera vez Sabana Grande, a petición de la comunidad ometepina, para poder vivir la tradición de Altagracia, celebrada el 13 de Noviembre. Al Santo se le atribuye la sanación de personas enfermas y la réplica traída desde Ometepe, es la única en el país dedicada a la peregrinación.



Fuente: El 19 Digital









Share on Google Plus

Comentarios