Gobierno de Brasil admite que hay una "mini crisis"


La economía de Brasil enfrenta una "mini crisis", según admitió este lunes el ministro de Hacienda del país, Guido Mantega. El funcionario reconoció, durante una reunión con empresarios en San Pablo, que el gobierno de Dilma Rousseff afronta los desafíos de la volatilidad cambiaria y de un crecimiento económico débil tanto a nivel interno como externo, pero aseguró que la economía permanece "sólida" de todas formas.
El país, una de las potencias mundiales, anunció la semana pasada un programa de intervención bancaria que inyectará al menos US$ 60.000 millones en el mercado hasta fin de año, con el objetivo de contener el alza del dólar. Según el Banco Central, que aplicará la medida, el objetivo es dar "una cobertura cambiaria a los agentes económicos y liquidez al mercado de cambio".
El ministro de Economía sostuvo, el jueves, que la suba del dólar frente al real en la última semana es "excesiva" y "pasajera". Junto con la devaluación, el Gobierno libra una batalla contra la inflación, ya que la depreciación del real, que ya registra una caída del 17% en lo que va del año, también repercute en forma negativa en la inflación.
Por otro lado, Mantega redujo, la semana pasada, su previsión del Producto Interno Bruto (PIB) de 2013 a 2,5%, en medio de la política por controlar la inflación. "El Gobierno va a trabajar en el presupuesto de 2014 y en el informe que vamos a tener en el mes, viene una revisión del PIB para 2013. La revisión será a 2,5%", afirmó en una entrevista con el sitio de noticias G1 de Globo. Para 2014, la previsión "era de 4,5% y va a pasar a 4%", añadió el funcionario.



Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: