La “Ruta del ocho”, un sueño inconcluso en Ometepe


A 9 años de la promesa de adoquinar los 81 kilómetros del recorrido del ocho, que se forma bordeando los volcanes Concepción y Maderas en la Isla de Ometepe, el proyecto presenta un avance de 36 kilómetros, a un costo de C$138.11 millones, según datos estadísticos del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI.

Empresarios turísticos de Ometepe coinciden en que la obra es necesaria para el crecimiento del sector, puesto que la isla está atrayendo a turistas que demandan mejores condiciones y servicios.

“Creo que (Ometepe) se merece tener esta carretera, sobre todo en el sector del cerro Maderas (municipio de Altagracia) que experimenta inversiones turísticas. Solo el recorrido alrededor de este Volcán, es un espectáculo y hay lugares bellos a los que por el mal estado de los caminos poco se puede acceder”, refiere el empresario Douglas Céspedes, dueño del hotel El Tesoro del Pirata.

Céspedes añade que la isla es una de las principales zonas productivas de Rivas y que tras su declaratoria como Reserva de Biosfera (2010) y su nominación a las nuevas siete maravillas naturales del mundo (2008), se percibe mayor movimiento turístico.





Visitantes de dos días por malos caminos

Ian Coronel Kinloch, gerente de Turismo de la Fundación Centro Empresarial Pellas, que ejecutó el proyecto Triángulo del Sur, afirma que debido al pésimo estado de los caminos los turistas que podrían pasar 4 días en la isla reducen su estadía a dos, porque “no pueden acceder a otros atractivos turísticos que están alrededor del cerro Maderas y en la zona norte del volcán Concepción”.

Según Coronel, el camino que bordea el volcán Maderas tiene más de dos años de no repararse y hay tramos de 6 kilómetros que para recorrerlos toma hasta 30 minutos.

Coronel coincide en que la deficiente red vial también limita las actividades económicas –producción y turismo– y con ello las oportunidades de los lugareños a mejorar su nivel de vida.

Aeropuerto y sin caminos

Para el exalcalde Crescencio Ruiz, la próxima apertura del aeropuerto en Moyogalpa llama a plantearse con urgencia la habilitación de las vías.

Ometepe tendrá pista “pero no hay caminos decentes para trasladar a los turistas a los diversos destinos”, opina el gerente de Turismo de la Fundación Centro Empresarial Pellas.

Coronel es uno de los que posee propiedades en las faldas del volcán Maderas, donde, de acuerdo con Rubén Rivera, coordinador intermunicipal del Gabinete de Turismo, existen unos 100 negocios turísticos entre hoteles, restaurantes y hostales; además de una gran cantidad de prestadores de servicios de trasporte turístico, comercio y guías.

Señala que el proyecto de La Ruta del Ocho abonaría al desarrollo de las comunidades porque elevaría el valor de las propiedades y atraería la inversión.

Él también considera que la continuidad de las obras debe priorizar la carretera del volcán Maderas “por su gran potencial turístico y productivo, y porque alrededor de las faldas del cerro hay más de 20 comunidades y cerca de diez mil habitantes”.

De acuerdo con Horacio Galán de la “Unión de Guías de Ometepe”, cuando llevan turistas al Maderas, hay tramos en que deben bajarlos de los vehículos para poder continuar el recorrido.

Coronel propone una alianza entre el MTI, las alcaldías y los empresarios para construir una carretera de macadán mientras esperan por el adoquinado de La Ruta del Ocho.

Productores afectados

El comerciante Hugo Navas se refiere a La Ruta del Ocho como una obra clave para el “sector del cerro Maderas, que es una zona fuerte en la producción de plátano”.

Según cuenta el productor Manuel Martínez Flores, de la comunidad de Balgüe, al ofrecer sus cosechas de plátano, arroz y sandía “los compradores se quejan de los malos caminos y por eso imponen el precio”.

Apunta que el tramo Mérida - San Ramón y los caminos de las comunidades de Tichana, San Pedro y La Palma, son los que les ocasionan mayores problemas.

Moyogalpa con planes de completar obra

Maycol Hernández, responsable de proyectos de la Alcaldía de Moyogalpa, informa que gestionan fondos para completar el adoquinado de 2. 7 kilómetros en la parte norte del municipio, obra que se empalmaría con los 4.5 kilómetros que ya se trabajaron entre Moyogalpa y La Flor.

“Con los 2.7 restantes llegaríamos al mojón que divide Moyogalpa y Altagracia, y estamos haciendo gestiones con el Gobierno central para ejecutar esta obra… quedaría pendiente lo que le pertenece a Altagracia”.

Hasta Altagracia, donde se ubica el volcán Maderas, la carretera tiene una longitud de 18 kilómetros, pero la municipalidad no respondió si tienen planes de completar el adoquinado, gestión hecha ante Joaquín López, responsable de proyectos.

El proyecto

El proyecto La Ruta del Ocho se anunció en enero de 2004, cuando el MTI inició el adoquinado de 22 kilómetros de la carretera que une por el sector Sur al casco urbano de Moyogalpa con el de Altagracia.

“La noticia fue concebida por los habitantes de la isla como uno de los más fascinantes proyectos, ya que caminos pedregosos y hasta intransitables en ciertos puntos, serían transformados en una carretera… pero el sueño aún no se ha concretado”, comenta el exalcalde de Altagracia, Crescencio Ruiz Oporta.

Para entonces, únicamente existía un kilómetro adoquinado en Moyogalpa y otro en la salida de Altagracia.


Paraíso del Gran Lago

La Isla de Ometepe, ubicada en el lago Cocibolca, tiene 276 kilómetros cuadrados. Su exuberante naturaleza y los volcanes Concepción y Maderas son parte de sus principales atractivos. El 2 de junio de 2010 la Unesco aprobó su ingreso a la Red Mundial de Reservas de la Biosfera.



36 kilómetros adoquinados en 9 años

El avance sobre La Ruta del Ocho entre 2004 y 2013 totaliza 36 kilómetros de adoquinado que se suman a los 2 kilómetros que ya existían, quedando pendientes 43 kilómetros.

En 2005 se inauguró el adoquinado de 22 kilómetros entre Moyogalpa y Altagracia, con una inversión de C$58 millones financiados con fondos del Banco Mundial, BM.

El 4 de junio de 2005, siendo presidente de Nicaragua Enrique Bolaños, confirmó la versión de adoquinar La Ruta del Ocho “y dijo ante la población que sería una realidad justamente cuando inauguraba la obra de los 22 kilómetros”, recuerda Crescencio Ruiz, exalcalde de la isla.

El siguiente “movimiento” fue hasta 2010, cuando el MTI arrancó el proyecto de cinco kilómetros, entre El Quino y Santa Cruz, en el estrecho que une a los dos volcanes de la isla.

La obra fue financiada con recursos del BM con un aporte de C$28, 854, 323; más C$2, 300,000 que puso la municipalidad de Altagracia, según la información brindada por el MTI.

Se suman nueve kilómetros construidos entre 2011 y 2012: uno de 4.5 kilómetros de Santa Cruz a Balgüe, bordeando el volcán Maderas por el sector norte, y el otro de igual longitud entre Moyogalpa y La Flor, que es parte del tramo que bordea el volcán Concepción y une a los dos municipios por la parte norte.

Según información brindada por la Oficina de Relaciones Públicas del MTI, la obra de nueve kilómetros, también fue financiada a través de un préstamo del BM a un costo de C$51, 260, 693.


El Nuevo Diario

Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: