Pymes de Ometepe reducen costos operativos

Robinson Arcia es trabajador del hotel Istiam, una iniciativa de turismo rural en la Isla de Ometepe que ha logrado reducir el impacto ambiental en su entorno a través de la reducción del consumo de energía y leña, lo que a su vez ha reducido sus costos de operación.

Hemos instalado sistemas de paneles solares para la energía y calentar agua, adquirimos ecofogones que nos han permitido hasta un cuarenta por ciento en el consumo de leña y ahorrar dinero en el pago de la energía”, indicó Arcia.

El hotel Istiam fue uno de los 36 pequeños negocios turísticos beneficiados con la implementación del proyecto Mejora de Competitividad de las Pequeñas y Medianas Empresas de la isla, ejecutado los últimos cuatro años.

César Barahona, director del Centro de Producción más Limpia (CPML), en la Universidad Nacional de Ingeniería, destacó que el proyecto permitió a los empresarios no solo reducir costos operativos en factores como agua y energía, sino que también les ha permitido a ellos y a los gobiernos locales tomar conciencia sobre el manejo integral de los recursos naturales de la isla.

“En estos años las empresas han instalado equipos de energía renovable, sistemas de ahorro de agua, ecofogones para usar menos leña, y comenzaron a usar químicos amigables para la agricultura”, detalló Barahona.

Según el director del CPML, otro elemento del proyecto estaba enfocado en el fortalecimiento de las capacidades del gobierno local, en elementos tales como: agricultura sostenible, manejo de turismo integral e impacto ambiental.

En la isla existen setenta empresas, de este total 36 han sido parte de este proyecto, el cual contemplaba un componente de coinversión no reembolsable para realizar mejoras en los negocios”, expuso Barahona.

Entre los resultados del proyecto se menciona    que en términos de energía las empresas beneficiadas ahorraron en promedio 21 por ciento y en consumo de agua al menos un 17 por ciento. No obstante, en algunas empresas los porcentajes de ahorro son cercanos al cincuenta por ciento. LA PRENSA

Share on Google Plus

Comentarios