Organismos de derechos humanos critican procedimientos de la Policía Nacional

Los representantes de organismos de derechos humanos criticaron ayer las últimas actuaciones de la Policía Nacional, en particular la agresión contra el joven Kener Conrado Arias, en Bluefields. Pero la directora de facto de esa institución, primera comisionada Aminta Granera, prefirió callar. Según agencias de prensa, Granera solo dijo: “A todo le damos seguimiento”.
Foto: La Prensa
La funcionaria policial participó ayer en un acto de homenaje a los policías que fallecieron en el último año, a propósito del 37 aniversario de fundación de esa institución, al que únicamente asistieron medios de comunicación oficialistas y afines.

ranera fue consultada sobre la denuncia del joven Conrado Arias, agredido por agentes de una patrulla en Bluefields, el jueves pasado, y cuyo caso fue público a través de las redes sociales.
Dulce María Arias, madre de Conrado, expresó preocupación por la salud y seguridad de su hijo. Mientras, el joven manifestó: “Tengo miedo que los policías me agarren cuando ande solo en la calle, pero también tengo pena de la gente, de mis compañeros”.

Policía la más denunciada

El director jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Gonzalo Carrión, y el asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Pablo Cuevas, coincidieron en que históricamente la Policía sigue siendo la institución más denunciada ante esos organismos por violación de los derechos humanos.
El funcionario del Cenidh criticó que hay un proceso de deterioro en las filas policiales.
“La persona solo puede ser detenida por orden de autoridad competente o en flagrante delito… fuera de esas circunstancias se llama abuso”, dijo Carrión, quien indicó que con frecuencia la Policía realiza allanamientos sin orden de captura y lo que hace es convalidar posteriormente esas acciones ante un juez, lo que no es correcto.
Lo más grave de esta situación, dijo Carrión, tiene que ver con que la mayoría de las denuncias que reciben están relacionadas con violaciones al derecho a la vida y a la integridad física, que está vinculado al tema de la tortura.
“El problema de la Policía Nacional es cómo se ha venido distanciando del orden constitucional”, expuso Carrión.
Cuevas, por su parte, señaló que un 60 por ciento de las denuncias que reciben son por actuaciones anómalas de la Policía, muchas veces por uso excesivo de la fuerza, como ocurrió en el caso de Bluefields, allanamientos ilegales, ocultamiento de detenidos, hurto de bienes, entre otros, lo que indica la falta de institucionalidad.
Cuevas mostró preocupación por estos hechos, pues dijo que “hay una actitud arrogante y de desprecio a la ley por parte de las autoridades policiales”.

Redadas violentas

Victoria Quijano, tía de Kener Conrado Arias, recordó que detrás del operativo y la violación a sus derechos estaba de responsable inmediato el comisionado Héctor Wilson y el jefe de las Fuerzas de Intervención Rápida (GIR), capitán Absalom Gómez.
“Ellos son los principales implicados porque fueron los que dieron la orden y bajo su responsabilidad se realizó la golpiza a mi sobrino y también el maltrato que recibí”, dijo Quijano.
Hay otros videos sobre el operativo policial captados por periodistas locales, en los que se aprecia cuando un oficial le dispara a uno de los detenidos.

Publicado por Jessilett Guadalupe Henriquez en Viernes, 2 de septiembre de 2016

Share on Google Plus

Comentarios

0 comentarios: