El huevo y sus múltiples propiedades



Revuelto, frito, cocido, en omelet, no importa, la inclusión del huevo en las buenas prácticas de nuestra dieta diaria es la clave perfecta para nutrir el cuerpo con múltiples complejos vitamínicos. Actualmente, muchos son los especialistas que han sumado esfuerzos para estimular el consumo de huevo en los hogares nicaragüenses, por ser un producto 100% natural, libre de procesos industriales.

José Antonio Delgado, experto en Salud Pública, refiere que lo ideal es que las personas consuman un huevo al día, con el fin de aprovechar que es un alimento sin preservante ni colorante, razón importante para su consumo.

Una proteína completa


Comer un huevo significa consumir seis gramos de proteínas, lo cual cubre más del 10% de lo recomendado para un adulto, y por ende para los niños, por eso se dice que este es un producto vitamínicamente completo, sostuvo Delgado.

Las vitaminas inherentes al huevo son: A, B1, B2, B6, B12, ácido fólico, calcio, magnesio, hierro, entre otros, así como también el colesterol necesario y suficiente para la vida humana, argumentó el especialista.

Según el experto en Salud Pública, basta la ingesta de un huevo para experimentar llenura y saciedad de nuestro apetito, lo que favorece notoriamente, según nuestro ritmo nutricional, un descenso en el peso.

“El huevo posee las proteínas de mejor calidad, dado que contiene los nueve aminoácidos esenciales que parten desde su envoltura hasta el exquisito color de la yema”, enfatizó el galeno.

Para que los niños y adultos tengan una dieta rica y balanceada a través de la ingesta del huevo, es recomendable que este sea preparado o acompañado con tomate, limón o chiltoma, para la extracción de la vitamina C, dando espacio a un círculo altamente proteico para el desarrollo humano. No se debe obviar que el huevo forma parte de innumerables recetas caseras y gourmet.

El huevo en la dieta de los niños


Por su completo suplemento vitamínico, no cabe duda que el huevo se le puede empezar a dar a los pequeños del hogar desde los cuatro meses de vida, siempre que estén bien cocidos, de lo contrario podríamos atentar contra su salud, aseveró el experto. Uno por la mañana es suficiente para activarlo durante el día, en caso de ser un niño grande es ideal para sustentar el desayuno y mejorar el rendimiento escolar, pues sus nutrientes estimulan el desarrollo cerebral.

El huevo tiene más beneficios que mitos


A lo largo del tiempo el huevo se ha asociado a innumerables problemas del cuerpo, pero diversos estudios de nutricionistas, pediatras y expertos en salud han demostrado que en realidad proporciona más beneficios que afectaciones en la dieta del ser humano.

“Se dice que la ingesta de huevo incrementa los niveles del colesterol”, lo cual es falso, señaló el experto en Salud Pública. El incremento no se debe específicamente al huevo, sino a aquellos complementos calóricos altos en grasa que el ser humano suele agregar, como el bacon o tocino, gallo pinto, queso, crema, tortilla o pan. Según un informe de la Comisión Nicaragüense del Huevo, el consumo de un huevo por día no supone factor de riesgo alguno en personas sanas con una dieta variada y un estilo de vida saludable. Lo que afecta negativamente a nuestra salud es más bien una dieta desequilibrada que la cantidad que tomamos de un alimento, resalta el estudio.

La edad, una vida sedentaria y una mala alimentación son los cómplices seguros que llevan a padecer un problema vascular. Lo único contraindicado que tiene este producto es su consumo crudo, pues el riesgo de contraer salmonelosis es bastante alto, así este sea fresco.



Los huevos deben mantenerse en lugares frescos para su mejor conservación, lo ideal es que se guarden en el refrigerador, pero nunca lavarlos con agua y jabón antes, pues su caparazón poroso podría absolver cualquier sustancia, basta un poco de agua y listo.


Fuente: end.com.ni

Share on Google Plus

Comentarios