Un poco más de un millón de personas viven en riesgo ante la erupción volcánica en Nicaragua

Las amenazas de una posible erupción volcánica siempre ha sido parte de la historia del país, pero lo que ha crecido es la vulnerabilidad de la población por la expansión de la misma en zonas cercanas a los colosos, explicó el geólogo del Centro Humboldt, Roderick Cano.
Un total de 293 comunidades que abarcan alrededor de cuatroscientas mil personas tienen mayores niveles de riesgo ante una posible erupción, según los resultados del mapa Vulnerabilidades y Peligros ante Volcanes, publicado la semana pasada por el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) y el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres.
Los departamentos de León, Chinandega, Managua, Masaya y Rivas (Isla de Ometepe) tienen un peligro alto ante un evento volcánico (entre 60 a 100 por ciento).
En La Paz Centro, municipio de León, 47 comunidades estarían en riesgo bajo una clasificación de vulnerabilidad volcánica alta del 84.5 por ciento.
En general, “se encuentran expuestas un poco más de un millón cien mil habitantes”, establece el breve resumen que acompaña el mapa.
Desde la perspectiva de Cano, lo más recomendable es que la población no crezca hacia sectores cercanos a volcanes, ya que se exponen a un peligro porque no se sabe cuándo ocurrirá un evento.
Pese a que se tenga un monitoreo de la actividad volcánica y a que en algunos ocasiones los colosos brindan señales previas a una erupción, estas se puede dar en un corto tiempo período de acción.
La Prensa
Share on Google Plus
ESPACIO DISPONIBLE

0 comentarios: